Apple deberá pagar una fuerte cantidad de dinero a las autoridades francesas por impuestos atrasados y aunque en un principio no revelaron la cifra exacta los medios franceses estiman que serán USD $571 millones.

Esta no es ni la única ni la primera empresa de tecnología que se ve envuelta en un evento de este tipo, donde deben cancelar al gobierno una cantidad de dinero a causa de impuestos, pues hace un año Amazon resolvió una disputa de este tipo con las autoridades francesas.

Impuestos atrasados

La fuente menciona que Apple fue acusado en agosto de 2016 por la autoridades francesas de aprovecharse de los beneficios fiscales ilegales desde el año 2003 hasta el 2014, donde al parecer la compañía optimizó su estructura corporativa para reducir la tasa impositiva efectiva en Europa.

Una situación que aunque la firma de los Cupertino apeló en el 2016 diciendo que todo era legal, tuvo que pagar una multa en septiembre de 2018. En esta oportunidad las autoridades fiscales francesas se han centrado en los beneficios generados por la empresa en Francia en los últimos diez años.

SEC acusa a ejecutivo de Apple de usar datos privilegiados para comprar acciones de la compañía

Un procedimiento normal

Tim Cook el CEO de Apple, ha mencionado en un comunicado en francés que este procedimiento forma parte de un auditoria regular realizada por las autoridades francesas a las empresas de tecnología, mencionando además que los detalles de este proceso serán publicados en las cuentas públicas de Apple.

Como una empresa multinacional, Apple es auditada regularmente por las autoridades fiscales de todo el mundo. La administración tributaria francesa recientemente concluyó una auditoría de varios años en las cuentas francesas de la compañía, y esos detalles se publicarán en nuestras cuentas públicas.

Nuevos impuestos

El mes pasado, el gobierno francés anunció que comenzará a cobrar una serie de impuestos a las grandes empresas de tecnología que estarán basados en los ingresos generados dentro y fuera del país.

Finalmente, la fuente menciona que desde el gobierno francés se encuentran presionando para que se aplique un impuesto a nivel de la Unión Europea a las principales compañías digitales y de software del mundo, entre las cuales se incluyen: Microsoft, Google, Amazon, Apple y Facebook.

Más en TekCrispy