Algo curioso de Twitter es que las personas suelen usar esta red social como un medio para expresar sus emociones. Sin embargo, al analizarlo de forma cercana, podemos darnos cuenta de que muchas de estas publicaciones giran en torno a la tristeza y a estados de ánimo negativos.

En este caso, es notable una predominancia de tweets sobre estados de ánimo negativo, en detrimento de contenidos alegres. Ahora, un estudio sugiere que twittear sobre las emociones negativas podría mejorar el estado de ánimo de los usuarios de esta red social. Sin embargo, aún quedan puntos por aclarar.

Descarga avatares para tus imágenes de perfil con Alphacoders

Hablar sobre las emociones en Twitter podría tener un efecto sobre el estado de ánimo de los usuarios

Según estudios, poner las emociones en palabras, bien sea de forma verbal o escrita, ayuda a mejorar el estado de ánimo. Es lo que se conoce como etiquetado de efecto, a partir del cual se les solicita a las personas que hablen de sus emociones, especialmente las negativas, a fin de promover su comprensión y aceptación, lo que se traduce en una mejoría del estado de ánimo.

Sobre la base de esto, un equipo de investigadores se propuso analizar el efecto de twittear sobre las emociones propias sobre el estado de ánimo de los usuarios de esta red social. Para ello, se empleó una herramienta de análisis, llamada Valence Aware Dictionay and Sentiment Reasoner (VADER), a partir del cual se analizó el contenido de casi 75.000 cuentas de Twitter.

A grandes rasgos, esta herramienta califica la positividad o negatividad de los tweets publicados, tomando como base la experiencia emocional en diferentes momentos y situaciones. De esta forma, se observó que poner las emociones en palabras funciona de forma diferente para las emociones positivas y negativas cuando se publican en Twitter.

Alegría y depresión

En primer lugar, se observó que los tweets de contenido negativo suelen elaborarse durante un tiempo más prolongado. En este caso, el contenido de tono depresivo suele acompañarse de una larga cadena de tweets referentes a emociones negativas.

Por otro lado, los afectos positivos suelen expresarse de forma momentánea y repentina, como si fuesen estallidos breves de alegría. Asimismo, el contenido de los tweets tuvo efectos distintos sobre el estado de ánimo de los participantes.

Así, se evidenció que después de twittear sobre emociones negativas, los usuarios suelen publicar contenidos que reflejan una mejoría en su estado de ánimo. Por su parte, twittear sobre emociones agradables, tuvo el efecto contrario, ya que los contenidos siguientes reflejaban una disminución de las emociones positivas.

Algunas consideraciones sobre el estudio

Los resultados sugieren que twittear sobre las emociones disminuye los estados de ánimo extremos.

Tal como demuestran los investigadores, twittear sobre las emociones negativas podría mejorar el estado de ánimo de los usuarios de esta red social. Por su parte, publicar contenidos referentes a emociones agradables, además de ser menos frecuente, podría empeorar el estado de animo de las personas.

Sobre la base de esto, se sugiere que expresar las emociones, ya sea de forma verbal o escrita, trasforma el estado de ánimo, tanto positivo como negativo, a uno más neutral.

Sin embargo, es importante tener en cuenta ciertas limitaciones de la investigación. En primer lugar, se trata de un estudio correlacional, por lo que no es posible hablar de causalidad en torno a los contenidos publicados y el estado de animo de las personas.

Este sitio web se basa en la filosofía de Marie Kondo para mejorar tu timeline de Twitter

Por su parte, la herramienta de análisis empleada está sujeta a varias limitaciones. Por ejemplo, esta herramienta limita el amplio espectro de emociones humanas en una polaridad de positivo o negativo. Asimismo, VADER es incapaz de reconocer el sarcasmo en los contenidos sujetos a análisis.

Finalmente, los investigadores invitan a tener prudencia con los resultados pues las personas suelen fingir en las redes sociales. Por tanto, se esperan nuevos estudios que corroboren estos hallazgos.

Referencia: The minute-scale dynamics of online emotions reveal the effects of affect labeling, (2019). https://doi.org/10.1038/s41562-018-0490-5

Más en TekCrispy