Los resultados de un reciente estudio han revelado que la forma del disco de estrellas que conforma Vía Láctea, difiere mucho de ser plano y estable, como se ha asumido hasta ahora.

Según los astrónomos de los Observatorios Astronómicos Nacionales de la Academia de Ciencias de China (NAOC, por sus siglas en inglés), el disco estelar presenta una apariencia deforme y retorcida en las áreas más alejadas del centro.

Científicos encuentran un fragmento cometario en un meteorito asteroidal primitivo

Creando un mapa tridimensional

Los investigadores descubrieron que la fuerza de la gravedad se debilita lejos del interior de la Vía Láctea. En la parte más externa de la galaxia, los átomos de hidrógeno ya no están confinados a un plano delgado, sino que le dan al disco una inusual apariencia en forma de «S» alargada.

Los investigadores atribuyen el patrón espiral deformado de la Vía Láctea a la fuerza de rotación del masivo disco interno.

Para el descubrimiento, los investigadores se basaron en 1.339 Cefeidas, un tipo de estrella muy brillante que pulsa con una frecuencia precisa, lo que permite a los astrónomos calcular su magnitud absoluta. A su vez, esto permite calcular las distancias a esas estrellas y crear un mapa que revela la verdadera forma de nuestra galaxia.

Esta base de datos es lo que permitió al equipo desarrollar la primera imagen tridimensional precisa de nuestra Vía Láctea, incluidas las regiones más alejadas.

Durante décadas, los científicos han visto indicios de que las nubes de hidrógeno en la propia galaxia podrían tener formas extrañas, pero la nueva investigación muestra que el disco deformado también incluye estrellas jóvenes, y confirma que la espiral deformada de la Vía Láctea proviene del torque producido cuando el masivo disco interno de estrellas gira.

Fuerza de rotación

Si bien se trata de un fenómeno excepcional y poco frecuente, los astrónomos ya han observado galaxias con la extraña forma retorcida en sus bordes, pero no se tenía claridad de que nuestra galaxia pertenecía a ese exótico conjunto de galaxias con deformidades en su disposición.

Basándose en mediciones precisas de las estrellas Cefeidas, los investigadores pudieron crear un mapa que revela la forma de la Vía Láctea.

Al respecto, el doctor Liu Chao, investigador afiliado al Laboratorio para la Astronomía Óptica del NAOC y coautor del hallazgo, comentó:

“Combinando nuestros resultados con otras observaciones, llegamos a la conclusión de que el patrón espiral deformado de la Vía Láctea es probablemente causado por la fuerza de rotación del masivo disco interno”.

Astrónomos descubren una nueva galaxia casi tan antigua como el universo

Los autores señalan que se trata de un resultado que permite comprender mejor la estructura tridimensional y la dinámica de nuestra galaxia, y nos permitirá establecer un límite superior en la cantidad y distribución de materia en la galaxia, que será particularmente interesante en el contexto de la interrogante sobre dónde se encuentra la materia oscura.

Adicionalmente, el hallazgo ayudará a mejorar la comprensión sobre la relación y las interacciones de la Vía Láctea con sus galaxias satélites, específicamente las Nubes de Magallanes.

Referencia: An intuitive 3D map of the Galactic warp’s precession traced by classical Cepheids. Nature Astronomy, 2019. https://doi.org/10.1038/s41550-018-0686-7

Más en TekCrispy