Huawei ha estado en los principales titulares desde el 2018 por la guerra comercial que existe entre Estados Unidos y China por las presuntas intenciones de espionaje por parte de la fabricante china. De acuerdo con un reporte de Bloomberg, una startup estadounidense sospechaba de un posible robo de propiedad intelectual por parte de Huawei.

Mientras que las grandes marcas estaban haciendo gala de sus inventos y avances tecnológicos durante la Consumer Electronics Show 2019, el FBI estaba conduciendo una investigación conjuntamente con Akhan Semiconductor, la startup en cuestión basada en Illinois, para verificar posibles intenciones de Huawei para robar la idea del Vidrio Diamond Miraj de Arkhan, un producto aparentemente indestructible.

El vidrio Miraj es 6 veces más fuerte y 10 veces más resistente a rayaduras que el Gorilla Glass. Fotografía de Lyndon French para Bloomberg

Trabajando con el FBI

En 2018, Huawei ordenó una prueba del vidrio Miraj de Arkhan y la compañía procedió a enviarla a las oficinas de San Diego, California, luego de haber estado en conversaciones por dos años para probar la tecnología.

Según el acuerdo, el representante de Huawei, Angel Han, debía devolver la muestra en un máximo de sesenta días. Aunque debían entregarlo aproximadamente en mayo, la compañía no cumplió con la fecha y dejó de contestar los correos de Akhan terminando de devolverlo en agosto, partido por la mitad con algunos fragmentos faltantes.

Evidentemente, ante las deplorables condiciones en las que Huawei devolvió el vidrio Miraj, Akhan sospechó que la compañía había tratado de robar su tecnología, y en consecuencia contactó al FBI, institución que se avocó a investigar el caso con especial interés. Además de revisar los correos enviados por dos meses aproximadamente, un forense experto en gemología determinó que la fractura fue realizada con un láser de 100 kilovatios.

Citrix informa que hackers iraníes accedieron a la red interna de la compañía

Un traslado transgresor de la ley

Además de haber destrozado el vidrio Miraj, Huawei también sacó el producto de los Estados Unidos para llevarlo directamente a China, según pudo constatar el FBI en una conversación grabada entre Khan, Shurboff y Han, donde el representante de Huawei confesó el traslado. De acuerdo con el FBI, este traslado implica una violación de las leyes de exportación de los Estados Unidos.

Específicamente, Huawei violó la ley del Tráfico de Regulaciones de Armas (ITAR, por sus siglas en inglés), que protege material militar de exportación que tenga aplicaciones militares. Precisamente, el vidrio Miraj, con revestimiento de nanodiamantes, está protegido bajo esta ley.

Tras esta confesión, el FBI allanó las oficinas de Huawei en San Diego y hasta la fecha no se conoce el estatus del caso. Estados Unidos ha tenido una postura fuerte contra el fabricante chino, y no dará su brazo a torcer. Como ejemplo representativo tenemos que el país norteamericano solicitó la extradición de la directora de finanzas de la compañía, Meng Wanzhou.

Más en TekCrispy