Un cambio en el protocolo de Bitcoin Satoshi Vision (BSV), una de las criptomonedas nacidas del Hard Fork de Bitcoin Cash, creo una vulnerabilidad que permitió subir material de explotación infantil en su cadena de bloques.

La vulnerabilidad se creó luego de que los desarrolladores de BSV aumentaran la cantidad de datos aceptados en las transacciones de la blockchain del criptoactivo. Esto hice que sea posible almacenar imágenes, videos y audios en la cadena de bloques de BSV.

Esto trajo como consecuencia que se descubrieran imágenes de explotación infantil a través de un sitio que muestra archivos “alojados” por la red BSV. Luego un equipo de investigaciones reveló que el contenido se “cargó” con una transacción procesada por Money Button, una aplicación de pago específica para la red BSV. Hay que recordar que, debido al carácter inmutable y descentralizado de la blockchain de BSV, lamentablemente el contenido ilegal permanecerá en la red de la criptomoneda. A menos que se realice un hard fork para eliminar la transacción.

[El sitio web] contactó con nosotros sospechando que Money Button podría haber sido usado para escribir los datos, ya que Money Button es una herramienta muy conveniente y fácil para escribir datos en la cadena de bloques [BSV]“, comentó un portavoz familiarizado con el tema. “Efectivamente, revisamos nuestra base de datos y este criminal, de hecho, usó Money Button” agregó.

Algunos creen que este acto representa una demostración, por parte la entidad que subió el contenido, de cómo se puede insertar algo ilegal en la blockchain y que permanecerá allí para siempre. Pero, si bien es casi imposible borrar el contenido de la cadena de bloques, los exploradores de bloques pueden dejar de mostrar los datos en esas transacciones, lo que hace que el contenido ilegal sea invisible para el público en general.

Escribir un comentario