De acuerdo a investigadores que siguen la pista de las diferencias de género en el envejecimiento cerebral, en lo que respecta a la actividad metabólica, los cerebros de las mujeres son, en promedio, tres años más jóvenes que los de los hombres de la misma edad.

Los resultados del estudio pueden brindar nueva información sobre la cuestión de por qué, según las estadísticas, las mujeres tienden a mantenerse en forma mental más tiempo que los hombres.

Contrario a la visión generalizada, el envejecimiento dificulta el desarrollo del cáncer

Edad cronológica versus edad metabólica

Con el paso del tiempo, el cerebro cambia la forma en que usa la glucosa (o azúcar) a medida que un proceso llamado glucólisis aeróbica va disminuyendo, hasta alcanzar a su nivel más bajo cuando se superan los 60 años de edad.

Los resultados del estudio hacen que sea razonable suponer que el rendimiento cognitivo tiende a disminuir más tarde en las mujeres porque sus cerebros son efectivamente más jóvenes.

Estos cambios en la manera en que el cerebro metaboliza la glucosa inspiró a un equipo de investigadores de la Universidad de Washington, a trazar un mapa de cómo el cerebro envejece con el tiempo y comparar los datos cronológicos y las edades metabólicas entre hombres y mujeres.

Para tal fin, los investigadores utilizaron una técnica de exploración cerebral llamada tomografía por emisión de positrones, para medir el flujo de oxígeno y glucosa en los cerebros de 121 mujeres y 84 hombres de 20 a 82 años.

Para ver cómo el metabolismo cerebral difería entre los sexos, los investigadores utilizaron un algoritmo informático para predecir las edades de las personas, basándose en el metabolismo cerebral medido por las exploraciones.

Primero, los científicos instruyeron al algoritmo a predecir las edades de los hombres a partir de los datos del metabolismo obtenidos a partir de las exploraciones cerebrales masculinas.

Pero la sorpresa se produjo cuando los científicos introdujeron datos del metabolismo de las mujeres en el mismo algoritmo. Si bien el programa estimaba con precisión las edades masculinas, consideraba que los cerebros de las mujeres eran, en promedio, 3.8 años más jóvenes que sus edades cronológicas.

Para verificar, los científicos invirtieron el análisis. Esta vez, primero entrenaron el algoritmo para predecir las edades de las mujeres a partir de los datos obtenidos de sus escáneres cerebrales, y cuando ingresaron los datos del metabolismo de los hombres, el algoritmo estimó que eran 2.4 años más viejos de lo que en realidad eran.

Pudiera ser la razón

Los investigadores explicaron que la forma en que los cerebros de los hombres quemaban el azúcar, los hacía parecer más viejos que los cerebros femeninos de la misma edad.

Las exploraciones revelaron cómo el azúcar se convertía en energía en diferentes partes del cerebro de los voluntarios.

Aunque no está del todo claro el significado de esta diferencia, los autores del estudio sospechan que existe una conexión con las conocidas diferencias de género en los efectos del envejecimiento cerebral.

Caminar demasiado despacio podría relacionarse con problemas de movilidad futuros

En consecuencia, es razonable suponer que el rendimiento cognitivo tiende a disminuir más tarde en las mujeres porque sus cerebros son, por así decirlo, efectivamente más jóvenes que el de los hombres.

Los resultados de este estudio han llevado a los científicos a interesarse en investigar si las personas con un metabolismo bajo de glucosa en partes particulares del cerebro, son más propensas a sufrir pérdida de memoria, problemas de aprendizaje o enfermedades neurodegenerativas a medida que envejecen.

Referencia: Persistent metabolic youth in the aging female brain. PNAS, 2019. https://doi.org/10.1073/pnas.1815917116

Más en TekCrispy