Facebook continúa atrayendo las críticas de la comunidad tecnológica por su falta de transparencia en su sistema de anuncios políticos. Ya hemos visto cómo actores de influencia global como Rusia han comprado anuncios en la red social de Mark Zuckerberg para sembrar división en la sociedad estadounidense de cara a los comicios electorales de 2016.

Ahora, Mozilla ha presentado una queja formal ante la Comisión Europea, brazo legislativo de la Unión Europea (UE), donde manifiesta su descontento con la falta de transparencia de Facebook con respecto de su publicidad política. Denelle Dixon, directora de operaciones de Mozilla, destacó en la misiva el hecho de que Facebook haya evitado que terceros lleven a cabo análisis de los anuncios que se publican a través de su plataforma. En este sentido, la ejecutiva afirmó:

Esto afecta nuestra capacidad para brindar transparencia a los ciudadanos de la UE antes de las elecciones de la UE. También impide que cualquier desarrollador, investigador u organización desarrolle herramientas, conocimientos críticos e investigación diseñada para educar y capacitar a los usuarios para que comprendan y, por lo tanto, resistan las campañas de desinformación específicas.

Ante esta situación, Mozilla considera que todos deben tener acceso a la API del sistema de anuncios de Facebook, ya que únicamente los socios de la red social tienen acceso a esta herramienta en la actualidad.

Mozilla planeaba tomar medidas con su navegador Firefox de cara a las próximas elecciones parlamentarias de la UE, incluyendo un complemento para identificar anuncios que informaría a las personas todos los detalles sobre su orientación política y origen. Sin embargo, Facebook lanzó recientemente una serie de actualizaciones que impiden que este complemento opere correctamente, razón por la cual Mozilla asegura que la compañía es poco ética con respecto al tema.

Hasta ahora, los intentos de Mozilla por alcanzar un acuerdo con la compañía de Mark Zuckerberg no han sido exitosos, por lo que ahora está acudiendo a instancias superiores de la UE para ejercer presión sobre Facebok.

Escribir un comentario