Tal como se refleja en un sinnúmero de investigaciones, el cambio climático está desencadenando el derretimiento de los polos, blanqueando los arrecifes de coral y haciendo que las tormentas sean más intensas, entre otras cosas.

Como si esto no fuese suficiente, un estudio reciente sugiere que el cambio climático podría afectar la salud cardiovascular de los bebés, haciéndolos más propensos a sufrir defectos congénitos del corazón y otras anomalías cardiacas.

¿Qué pasa con la cabeza de los bebés durante el parto?

Se estima un incremento en los casos de problemas congénitos del corazón debido al cambio climático

Según estimaciones, en la actualidad, tan solo en los Estados Unidos unos 40.000 bebés recién nacidos se ven afectados anualmente debido a defectos congénitos del corazón y otros problemas cardiacos. Sin embargo, si las condiciones climáticas se mantienen o empeoran, esta cifra podría aumentar significativamente.

Al respecto, estudios previos han demostrado que las altas temperaturas aumentan el riesgo de los bebés de desarrollar defectos cardíacos congénitos. Sobre la base de esto, un equipo de investigadores desarrolló un modelo de simulación a partir del cual fue posible determinar el efecto del aumento de las temperaturas sobre la salud cardiovascular de los bebés.

Para ello, se emplearon los pronósticos de cambio climático desarrollados por la NASA y el Instituto Goddard para Estudios Espaciales. Específicamente, los investigadores simularon los cambios en las temperaturas máximas diarias para diversas regiones de los Estados Unidos. De esta manera, fue posible tener una estimación del calor al que las mujeres embarazadas estarían expuestas entre los años 2025 y 2035.

Así, se descubrió que las condiciones de calor extremo en este período de tiempo podrían generar hasta 7.000 casos adicionales, cada año, de bebés que nacen con defectos congénitos en el corazón. En particular, se observó que la zona más afectada sería el medio oeste de los Estados Unidos, seguido por el noreste y el sur.

El aumento de las temperaturas podría afectar el desarrollo fetal

Los expertos recomiendan medidas preventivas contra el calor extremo, al menos durante las primeras semanas de embarazo.

En resumen, los investigadores advierten que, de continuar las condiciones asociadas al cambio climático, la salud cardiovascular de los bebés podría correr riesgos en el futuro. En este sentido, se plantea que el calor extremo asociado al cambio climático podría aumentar los casos de bebés nacidos con problemas cardíacos.

Hasta el momento, no se tiene certeza respecto a las causas de este fenómeno. No obstante, estudios con animales plantean que las altas temperaturas podrían causar muerte celular en los fetos. Así mismo, la interacción entre el calor y proteínas sensibles a este, podrían afectar considerablemente el desarrollo de los bebés mientras se encuentran en el vientre materno.

Tus alergias estacionales están empeorando gracias a los altos niveles de CO2

Sin embargo, debemos tener en cuenta que se trata de un estudio preliminar, por lo que se requieren nuevas investigaciones a fin de corroborar los hallazgos y ampliar la línea de investigación.

Por el momento, los expertos recomiendan a las mujeres embarazadas evitar eventos extremos de calor, al menos durante las primeras semanas del embarazo.

Referencia: Projected Changes in Maternal Heat Exposure During Early Pregnancy and the Associated Congenital Heart Defect Burden in the United States, (2019). https://doi.org/10.1161/JAHA.118.010995

Más en TekCrispy