Muchos de nosotros nos hemos acostumbrado tanto a las redes sociales que es difícil recordar cuándo no fue intrínseco en nuestras vidas, aunque en realidad no ha existido en un sentido significativo por más de 20 años.

Durante la última década, la cantidad de tiempo que pasamos en las redes sociales y frente a las pantallas ha aumentado lentamente pero de manera constante, lo que ha despertado el interés de muchos profesionales de la salud en comprender su impacto en la salud humana.

¿Existen diferentes tipos de depresión?

Evaluación confiable

Si eres de las personas que pasa suficiente tiempo en línea, es probable que hayas escuchado rumores de que las redes sociales y que revisar tu teléfono 28 veces al día puede ser perjudicial para la salud mental, incluyendo la promoción de la ansiedad, la depresión, disminución de la autoestima, alteración de los patrones de sueño y la capacidad de atención, entre otros efectos.

Los resultados de este estudio ayudan a aclarar el incesante debate sobre la influencia de Facebook en el bienestar mental de sus usuarios activos.

En esa línea, un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Stanford y la Universidad de Nueva York, considerado como la evaluación científica más confiable de los efectos de las redes sociales, sugiere que abandonar Facebook es inequívocamente positivo para la salud mental.

Para llegar a tal conclusión, el equipo de investigadores reclutó a 2.844 usuarios de Facebook que utilizaban la plataforma durante más de 15 minutos cada día.

Inicialmente, se les pidió a esos usuarios que completaran extensos cuestionarios sobre su bienestar general, sus opiniones políticas y su rutina diaria. Seguidamente, la mitad de los participantes fueron asignados al azar para desactivar su cuenta de Facebook durante cuatro semanas a cambio de un pago.

Debido a que la red social es tan adictiva, los investigadores tuvieron que verificar regularmente que sus cuentas de Facebook permanecieran desactivadas. A lo largo del mes, se evaluó el estado de ánimo de los participantes.

Mejoras en el bienestar mental

En general, la desactivación de Facebook entre los participantes redujo la actividad en línea, incluido el uso de otras redes sociales, y aumentó la actividad fuera de línea, como mirar televisión y socializar más con amigos y familiares.

Investigaciones sugieren que las redes sociales pueden ser perjudiciales para la salud mental, incluyendo la promoción de la ansiedad, la depresión y la disminución de la autoestima, entre otros efectos.

Los investigadores también encontraron que la desconexión de la red social causó pequeñas pero significativas mejoras en el bienestar mental de los participantes, en particular en la felicidad y la satisfacción con la vida, así como una disminución en los niveles de depresión y ansiedad.

Adicionalmente, las personas que desactivaron sus cuentas de Facebook tenían más probabilidades de ver una reducción persistente en el uso de la aplicación después del experimento.

Sin embargo, también se pudo evidenciar que la desconexión llevó a los participantes a estar menos informados sobre los eventos actuales.

Instagram tiene una lista de tus intereses y aquí te enseñamos a ver cuán acertados están

Los autores del estudio señalan que la investigación ofrece la evidencia experimental a mayor escala disponible hasta la fecha sobre la forma en que Facebook afecta a una serie de medidas de bienestar social e individual.

Por lo tanto, los resultados de este estudio ayudan a aclarar el incesante debate sobre la influencia de Facebook en el comportamiento, el pensamiento y el bienestar mental de sus usuarios activos, que suman unos 2,3 mil millones en todo el mundo.

Referencia: The Welfare Effects of Social Media. Stanford University, 2019. http://web.stanford.edu/~gentzkow/research/facebook.pdf

Más en TekCrispy