La osteomielitis es una infección ósea que puede derivar de fracturas, heridas punzantes profundas, caries dentales severas u otras causas, cuyas últimas consecuencias pueden provocar amputaciones o incluso la muerte.

El tratamiento para la osteomielitis por infección ósea, típicamente ocasionada por la bacteria Staphylococcus aureus, generalmente requiere un procedimiento de múltiples etapas de desbridamiento quirúrgico, antibióticos sistémicos de dosis altas a largo plazo, y en caso más graves, injertos óseos.

Cirujanos trasplantan exitosamente un riñón de una persona viva con VIH

Un enfoque alternativo

Este escenario, combinado con el alarmante aumento de la resistencia bacteriana a los antibióticos, requiere el desarrollo de enfoques alternativos.

Muestra de infección ósea en el pie.

En atención a tal requerimiento, un equipo de investigadores del Colegio Real de Cirujanos de Irlanda (RCSI), se propuso encontrar una solución de un solo paso para matar las bacterias, y al mismo tiempo, promover el crecimiento óseo sin utilizar antibióticos.

El resultado de sus esfuerzos es un implante hecho de vidrio bioactivo, un tipo de vidrio utilizado para la reparación ósea. El implante, que se coloca quirúrgicamente en el lugar de la infección, está hecho de una combinación de colágeno y un material conocido como vidrio bioactivo, que en este caso está incrustado con partículas de cobre.

Tiene una microestructura porosa de tipo andamio, que sirve tanto para atraer vasos sanguíneos, como para que las células óseas puedan migrar, formando finalmente un hueso sólido y sano, mientras los iones de cobre erradican las bacterias causantes de infecciones.

Triple acción

De acuerdo a los investigadores, este efecto de triple acción promueve una curación más rápida, mejor crecimiento del hueso y resistencia a la infección, representa una mejora importante en comparación con los tratamientos actuales.

El implante está hecho de una combinación de colágeno y un material conocido como vidrio bioactivo, que en este caso está incrustado con partículas de cobre.

En las pruebas de laboratorio realizadas hasta ahora, el implante ha reducido las poblaciones de la bacteria Staphylococcus aureus hasta en un 66 por ciento, mientras que provoca un aumento de 3,6 veces en el desarrollo óseo.

Investigadores reportan el segundo caso de un paciente con VIH “curado”

La investigadora Emily Ryan, académica en el Departamento de Anatomía del RCSI y parte del equipo de científicos que desarrolló el implante, comentó:

“El trabajo adicional en la parte posterior de esta investigación podría llevar al desarrollo completo de un tratamiento de una sola etapa, disponible en el mercado. Esto a su vez, podría reducir la necesidad de utilizar antibióticos o recurrir a injertos óseos, por lo que también aborda los problemas relacionados con la resistencia a los antibióticos”.

Referencia: Collagen scaffolds functionalised with copper-eluting bioactive glass reduce infection and enhance osteogenesis and angiogenesis both in vitro and in vivo. Biomaterials, 2019. https://doi.org/10.1016/j.biomaterials.2019.01.031

Más en TekCrispy