Google implementó Smart Replies o respuestas inteligentes como una forma versátil y actualizada de las tarjetas de felicitaciones.

Según menciona la fuente, estas respuestas rápidas se crearon con la finalidad de ofrecer una autonomía en las respuestas de Gmail.

Una tarjeta de felicitación con Inteligencia Artificial

La firma de Mountain View introdujo hace un tiempo, específicamente en el 2017 una nueva funcionalidad llamada respuestas inteligentes la cual genera de manera automática tres respuestas que aparecen cuando estamos redactando algún correo electrónico.

Aunque esta respuestas automáticas pueden ser de gran ayuda, Naomi Baron, Profesora de lingüística emérita en la American University y autora de Words Onscreen destaca que esto también podría ser perjudicial, ya que, esto nos podría volver perezosos.

Me preocupa que estas simples respuestas nos hagan perezosos y nuestro lenguaje homogéneo.

¿Smart Replies una limitante?

Como sabemos estas respuestas inteligentes se basan en el estilo de escritura de cada persona, según lo determinado por el aprendizaje automático de la función, por lo que el sistema nos mostrará siempre las palabras que más implementamos. Frases que pueden cambiar dependiendo del individuo.

Bose integra Google Assistant a sus dispositivos inteligentes

Una técnica que es aprobada por David Crystal  lingüista y profesor honorario de la Universidad de Gales, menciona que esta funcionalidad resulta muy sorprendente, pues es capaz de escribir de la misma manera que lo haría cualquier persona.

Todos tienen expresiones favoritas, la base del estilo de una persona. Puedo imaginar fácilmente a AI notándolos y presentándolos al usuario.

Una solución que podría alentarnos a escribir menos

Sin embargo, aunque Baron y Crystal piensan que esta es una función que puede brindarnos una solución ante respuestas cortas, sin embargo, a Baron le preocupa que estas respuestas inteligentes alienten a los usuarios a escribir menos y sobretodo a emitir ‘respuestas preformateadas’ en lugar de utilizar sus propias expresiones.

Una funcionalidad muy novedosa, pero que produce cierto temor respecto al efecto que puedan producir en un futuro.

Más en TekCrispy