Moviles Para La Aventura

El regulador financiero de Corea del Sur expresó que no levantaría su veto a la emisión de Initial Coin Offerings (ICOs) en su territorio tras descubrir que varios proyectos habían conseguido formas de violar sus regulaciones.

De acuerdo con la Financial Services Commission (FSC) – dicho ente regulador – invertir en un ICO representa una actividad de “alto riesgo financiero”, por lo que instaron nuevamente a los ciudadanos a ser sumamente cautelosos a la hora de invertir en proyectos de emisión de tokens.

La decisión de la FSC se vio influenciada por los resultados de una encuesta conducida por el Financial Supervisory Service (FSS), indicando que varios ICOs habían conducido deliberadamente sus operaciones en el extranjero para recaudar dinero ilegalmente por parte de inversionistas coreanos.

Desde septiembre de 2018, la FSS envió la encuesta a 22 empresas locales que condujeron ICOs en países extranjeros, de las cuales 13 respondieron. Las compañías habían conducido ICOs desde la segunda mitad de 2017, recaudando un monto total de alrededor de 509 millones de dólares.

La investigación demostró que varias empresas habían registrado empresas paralelas en Singapur para sortear el veto a las ICOs, recaudando dinero de ciudadanos coreanos e incluso promoviendo sus white papers y material de mercadeo en coreano.

Algunos proyectos de ICO no compartían información importante con los inversionistas, como el perfil de la compañía y estados financieros, e incluso compartieron información falsa en algunas oportunidades.

Es importante recordar que el gobierno de Corea del Sur ya se había manifestado en relación con el futuro del veto para las ICOs, asegurando que se pronunciaría en el mes de noviembre y tomaría una decisión definitiva al respecto.

Tal parece que este tipo de comportamientos no permitirán que se establezca una debida regulación en el ecosistema que permita a los proyectos crecer y a los inversionistas contar con la mínima protección esperada.