Lawsuit

Recientemente, un ciudadano de Florida vendió Bitcoin (BTC) a un detective encubierto, lo que desencadenó un fallo judicial que podría facilitarles a las autoridades de Florida identificar transacciones no reguladas de criptomonedas.

Tras procesar este caso, una corte distrital local apeló y revertió un fallo en contra de Michell Espinoza, que previamente había sido absuelto de sus acusaciones de transar y lavar ilegalmente US$ 1,500 en Bitcoin.

En ese entonces, según reporta el Miami Herald, la defensa del acusado argumentó que la criptomoneda no era considerada dinero bajo las legislaciones del estado, lo que llevó al juez a retirar los cargos en contra de Espinoza.

Sin embargo, la corte de apelaciones determinó esta semana que Espinoza había obtenido ganancias provenientes de la venta de Bitcoin hacia el detective encubierto, lo cual podría considerarse “transmisión no regulada de dinero”, pues dicha operación no se condujo bajo la supervisión de la Oficina de Regulación Financiera de Florida. Así, la corte concluyó:

“El negocio de Espinoza de venta de Bitcoin por efectivo requiere que se registre como un vendedor de instrumentos de pago y transmisor de dinero”.

En este sentido, los cargos en su contra volvieron a entrar en vigencia, y además el caso podría servir de precedente para que ahora todos aquellos que deseen vender Bitcoins en el estado de Florida deban comparecer y registrarse ante dicho ente para evitar enfrentarse a los mismos cargos.

Si bien los reguladores norteamericanos aún no han determinado una forma idónea para regular las criptomonedas, este caso hizo que los legisladores de Florida incluyeran a las divisas virtuales a su “radar” de lavado de dinero.

Ahora, el jurado deberá decidir si Espinoza es efectivamente culpable de lavado de dinero, ya que el detective encubierto que le compró los Bitcoins aseguró que usaría las criptomonedas para comprar credenciales de tarjetas de créditos robadas por hackers rusos.

Espinoza había sido contactado por el detective en 2014 tras publicar un anuncio de venta peer-to-peer de Bitcoins en LocalBitcoins. En las primeras dos transacciones, el vendedor ganó US$ 83,17 y US$ 167,56, y fue arrestado dos transacciones después en un hotel de Miami Beach.