El Ministerio de Educación y Ciencia de Rusia (Minobrnauki) ha decidido implementar la tecnología blockchain en la creación de una plataforma para el seguimiento de recursos naturales como el diamante. Así lo ha informado la agencia de noticias TASS en un artículo publicado hoy 30 de enero.

Existen muchos obstáculos para el rastreo y verificación de la autenticidad de los diamantes, y los ingenieros han encontrado una solución a través de tecnologías de encriptación. Según la publicación de TASS, los científicos rusos desarrollaron una plataforma “única” con la cual podrán hacer seguimiento del diamante de manera digital. Se trata de un sistema enfocado en seguir el rastro del diamante natural, justo desde su extracción y pulido hasta que llega a su último propietario.

Bitcarat.com, startup rusa creada por graduandos de la universidad técnica rusa MISiS y Universidad Nacional de Investigación MEI, es la compañía implicada en el proyecto. Ha integrado un método basado en tecnologías de TI modernas, en este caso, la blockchain.

Además, esta plataforma blockchain no solo permitirá rastrear piedras naturales, sino que también permitirá proteger los activos financieros de los integrantes del mercado a raíz de que se podrá determinar si se trata de diamantes falsos o auténticos.

Según el reporte, en el servicio de prensa el Ministerio de Educación y Ciencia de la Federación Rusa destacó entre las ventajas de la cadena de bloques la transparencia e inalterabilidad:

“El propio principio de blockchain proporcionará esta garantía; es imposible en principio falsificar este código debido a su transparencia en términos de operaciones. Como una cadena de bloques de información, registra absolutamente todas las transacciones que tienen lugar en él. Cada intento de editar el código [o agregarlo a la base de datos el diamante natural] se fija y cambia toda la cadena, que se muestra automáticamente mediante un intento de falsificación”.

El ministerio explicó que en dicho sistema, cada diamante se identifica con un código digital que se registra en el libro contable distribuido y está disponible para todos los participantes de la cadena de bloques. Cuando alguien intente editar el código, se marcará de manera automática como una falsificación. Además, también permitirá hacer registrar el historial de transferencias de propiedad.