Lyft presentará el día de hoy una demanda en contra de la ciudad de Nueva York con motivo a la nueva ley del estado que exigirá un pago mínimo de $17 por hora a los conductores.

Según explica The Verge, Lyft estará procediendo con la demanda ya que la ley estaría dificultando su competencia versus Uber. Juno –aplicación móvil– se estará uniendo a Lyft en la demanda que será presentada hoy mismo.

Un portavoz de la compañía comentó que el objetivo de la demanda no sería la ley aprobada por el Concejo Municipal per se,  en cambio sería la forma específica en la que la Comisión de Taxis y Limusinas (TLC, por sus siglas en inglés) la planea implementar. “Beneficiaría a Uber en la ciudad de Nueva York a expensas de los conductores y los jugadores más pequeños, como Lyft”, expreso el vocero.

La ley fue aprobada en diciembre del año pasado y está propuesta para entrar en vigencia el 01 de febrero de este año. La TLC votó para que fuera aprobada y así aumentar el salario promedio de más de 77.000 conductores a un aproximado de $9.600 al año.

Sin embargo, las compañías que poseen aplicaciones móviles para compartir y realizar viajes aseguran que la ley podría llevarlos a aumentar la tarifas de sus usuarios, lo que podría terminar teniendo repercusiones negativas para el rendimiento de las mismas.

Además, Lyft asegura que con los votos a favor la TLC ayudará a los competidores como Uber a dejarlos fuera del negocio, como ya lo han intentado.

Uber enfrentará una demanda por 'operaciones ilegales' en Australia

El otro lado de la demanda

Como cada historia tiene dos lados, el Departamento Legal de la ciudad se expresó a través de un comunicado y aseguró que este tipo de regla solo busca proteger a los miles de conductores que trabajando para las cuatro principales compañías, por lo que defenderán la ley vigorosamente.

Por su parte, el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, se expresó su disgusto con las compañías demandantes mediante una publicación en Twitter.

Por otro lado, Jim Conigliaro Jr, fundador de Independet Drivers Guild, expresó que la decisión de demandar por parte de Lyft y Juno puede ser considerada un ataque indefendible en contra de los trabajadores de estas grandes corporaciones que se benefician de su trabajo.

Asegura que deberían avergonzarse que mientras los altos ejecutivos e inversionistas se lucran de altas sumas de dinero, los conductores, quienes se encargan del “trabajo sucio” llegan a sus casas con menos del salario mínimo.

Más en TekCrispy