Durante años se ha pensado que el desayuno es la comida más importante del día pues nos brinda energía y acelera el metabolismo. Un estudio reciente desmiente tal creencia, exponiendo que, contrario como se piensa, para perder peso se recomienda no desayunar.

Flavia Cicuttini, autora del estudio, describe que los estudios que mantenían la teoría de que desayunar ayudaba a perder peso no eran del todo precisos, pues se trataban de investigaciones observacionales que solían relacionar la ingesta o no del desayuno con la pérdida de peso. En cambio, otros estudios con pruebas controladas nunca pudieron relacionar ambos elementos.

Cicuttini, epidemióloga de la Universidad Monash de Australia, considera que “el problema es que aquellos que desayunan suelen ser diferentes de aquellos que no”. Además, añade que el inconveniente con los estudios observacionales es “que tal vez no sea la ingesta del desayuno lo que es bueno, sin el estilo de vida más sano del individuo y sus selecciones de comida lo que resulta en beneficios para su peso”.

Si quieres bajar de peso, no desayunes

Para llegar a las conclusiones, Cicuttini y su equipo evaluaron 13 pruebas controladas llevadas a cabo en Estados Unidos, Reino Unido y Japón entre 1990 y 2018 en la que en total se estudiaron a 500 adultos de diversos pesos e índice de masa corporal. Las pruebas estudiaron los efectos de mantener el desayuno o eliminarlo, mientras que otras estudiaron si el desayuno influía en el total de calorías diarias.

Al respecto, Cicuttini expresó que no se encontraron evidencias que probaran “una mejora en el metabolismo en aquellas personas que toman el desayuno o que fueran menos propensos a comer demás durante el día”.

Específicamente, los investigadores concluyen que desayunar no es una buena opción o estrategia para perder peso, incluso aun cuando se tiene el hábito. Igualmente, recomiendan tener cautela al momento de recetar la ingesta del desayuno en adultos, pues podría tener efectos contraproducentes.

Por supuesto añaden que aún se requieren más estudios y evaluación de pruebas para llegar a conclusiones más específicas. Mientras tanto, es necesario consultar con un especialista antes de tomar la decisión de eliminar la comida más importante del día.

Escribir un comentario