En lo que a perder peso respecta, los expertos recomiendan implementar planes de alimentación y ejercicio que promuevan una pérdida de peso lenta pero progresiva. En este sentido, se plantea que la rápida pérdida de peso podría acarrear consecuencias negativas para la salud.

Sin embargo, según los resultados de un estudio reciente, esto podría no ser tan cierto como parece. Más bien, todo parece indicar que perder peso de forma rápida podría ayudar a mejorar la salud cardiovascular y metabólica. No obstante, es necesario tener ciertas consideraciones.

Tus amigos en Facebook pueden hacerte sentir enfermo, te explicamos por qué

¿Es mejor perder peso rápidamente o de forma progresiva?

Siguiendo los resultados de una investigación realizada por científicos adscritos a la Facultad de Salud de la Universidad de York, las personas que pierden peso de forma lenta y progresiva no obtienen beneficios adicionales para la salud, en comparación con aquellos que lo hacen de forma veloz.

En este sentido, se propone que lo importante, en lugar del tiempo, es la cantidad de peso perdido tras la implementación de planes de alimentación y ejercicios. Para llegar a esta conclusión, los investigadores analizaron los datos de 11.283 personas inscritas en un programa de control de peso.

De esta forma, se encontró que aquellos que perdieron peso de forma rápida tuvieron mejorías semejantes respecto a su salud metabólica en comparación con aquellos que siguieron un proceso más lento.

Específicamente, se observó que las personas que perdieron peso a mayor velocidad tendían a tener una mayor disminución de la obesidad y un menor riesgo de desarrollar tanto diabetes como enfermedades cardiovasculares.

No obstante, estos beneficios se anularon cuando los investigadores ajustaron el efecto de la pérdida de peso en términos absolutos. Por tanto, se tienen evidencias que permiten afirmar que, más que la tasa de pérdida de peso, lo importante para mejorar la salud es la cantidad de peso adicional que se pierde.

La pérdida rápida de peso podría tener sus ventajas y desventajas

Para perder peso, lo más recomendable es hacer ejercicio e implementar planes de alimentación saludable.

Cuando se tiene en mente la implementación de planes para perder peso, por lo general los expertos recomiendan una disminución de entre 0,5 y 1 kilogramo de peso adicional por semana. Sobre esto, algunos estudios sugieren que la pérdida rápida de peso se asocia a un mayor riesgo de desarrollar cálculos en la vesícula biliar.

No obstante, enfoques más recientes sugieren que la pérdida rápido de peso puede tener mejores beneficios para la salud, especialmente en lo que respecta al riesgo de enfermedades cardiovasculares y diabetes.

Pinterest bloquea silenciosamente las búsquedas relacionadas con vacunas

En este caso, los investigadores plantean que no existen diferencias respecto a los beneficios para la salud asociados a una rápida pérdida de peso rápida o lenta. No obstante, dados los riesgos de desarrollar cálculos biliares con regímenes de pérdida de peso más rápidos, lo más recomendable es mantener una pérdida según los criterios sugeridos.

Por el momento, se esperan otras investigaciones que comparen los efectos de perder peso bien sea de forma más rápida o lenta y progresiva.

Referencia: Absolute Weight Loss, and Not Weight Loss Rate, Is Associated with Better Improvements in Metabolic Health, (2019). https://doi.org/10.1155/2019/3609642

Más en TekCrispy