Hace unas décadas atrás, investigadores descubrieron un curioso vínculo entre la ceguera cortical y la esquizofrenia. Al respecto, se plantea que este tipo de ceguera protege a las personas de la esquizofrenia.

Ahora, un estudio a gran escala parece confirmar este planteamiento. Sin embargo, es importante tener presente que aún no se tienen más que hipótesis sobre la posible relación. Por tanto, es difícil sacar conclusiones certeras.

Investigadores estudian rasgos psicopáticos del canibalismo humano

Ceguera cortical y esquizofrenia

La ceguera cortical es una discapacidad visual neurológica, causada por anomalías en el cerebro que impide que las personas desarrollen sus capacidades visuales. A diferencia de la ceguera periférica, causada por daños en los ojos, la ceguera cortical se caracteriza por daños a nivel neurológico. En este sentido, las personas que sufren de esta condición suelen nacer completamente ciegas.

Desde mediados del siglo pasado, los investigadores notaron que las personas con ceguera cortical parecen no desarrollar esquizofrenia. Sobre la base de esto, se plantea que este tipo de discapacidad visual podría proteger a las personas contra la psicosis.

Ahora, un estudio de largo alcance parece aportar evidencias a favor de estos planteamientos. En particular, los investigadores analizaron los datos de 467.945 niños nacidos en Australia oriental entre los años de 1989 y 2001.

De todos ellos, 1.870 niños, representados por el 0,4% de la muestra, desarrollaron esquizofrenia. Sin embargo, ninguno de los 66 niños que nacieron con ceguera cortical desarrollaron este trastorno psicótico.

Aún más, los investigadores plantean que, hasta la fecha, no se tienen registros respecto a personas con ceguera cortical y esquizofrenia en comorbilidad. En función de ello, se sugiere que este tipo de ceguera puede funcionar como mecanismo protector que evita el desarrollo de la esquizofrenia.

Se requieren más investigaciones para comprender la relación

Se sugiere que la ceguera cortical implica cambios en la configuración cerebral que protegen contra la esquizofrenia.

Dados los hallazgos, los investigadores sugieren que la ceguera cortical podría conducir a mejoras posteriores en estructuras cerebrales que, por lo general, funcionan de forma inadecuada en la esquizofrenia. Específicamente, estas estructuras estarían asociadas s la percepción, la audición, la memoria y el lenguaje.

Como si esto no fuese suficiente, se plantea que las tasas de esquizofrenia también suelen ser inferiores en personas con ceguera periférica. Sin embargo, este tipo de discapacidad visual no implica cambios cerebrales tan significativos como la ceguera cortical.

Por otro lado, a pesar de los resultados reportados, es importante considerar algunas limitaciones del estudio. En primer lugar, se trata de un enfoque correlacional, por lo que, hasta el momento, no es posible derivar relaciones causales. En este caso, la ausencia de evidencia no es evidencia de la ausencia del fenómeno.

Este subtipo de esquizofrenia es similar a las enfermedades neurodegenerativas

Adicionalmente, en el estudio solo se contempló información referente a personas con edades de entre los 14 a los 35 años, lo que restringe la posibilidad de abarcar otros grupos etarios. Asimismo, si bien la esquizofrenia suele desarrollarse durante la juventud, no son pocos los casos en los que el trastorno se presenta en etapas posteriores de la vida. Por tanto, se requieren más investigaciones que aborden el fenómeno en su totalidad.

Finalmente, los investigadores plantean que estos resultados abren todo un abanico de posibilidades respecto al diseño de intervenciones terapéuticas, además del desarrollo de métodos de diagnóstico que permitan detectar el riesgo de esquizofrenia en etapas tempranas, poniendo en marcha mecanismos que permitan minimizar sus efectos lo más rápido posible.

Referencia: Congenital blindness is protective for schizophrenia and other psychotic illness. A whole-population study. https://doi.org/10.1016/j.schres.2018.06.061

Más en TekCrispy