Cvypundw8aaqifj E1477593061186

Liqui, una casa de cambio de criptomonedas ucraniana, anunció que clausuraría sus operaciones para siempre debido a falta de liquidez.

En el anuncio, la plataforma avisó a sus usuarios que deben retirar todos sus fondos dentro de los próximos 30 días a partir del 28 de enero de este año, pues cerrarán definitivamente justo después de eso, añadiendo que:

“Recientemente, estábamos contentos por anunciar nuestro cambio de políticas. Les dimos el derecho de decidir si querían continuar acompañándonos en nuestro viaje en el mundo de las casas de cambio de criptomonedas. Muy a nuestro pesar, sin embargo, Liqui ya no podrá proveer liquidez a sus usuarios. Tampoco es lucrativo seguir ofreciendo nuestros servicios. Por eso, hemos decidido cerrar todas nuestras cuentas y dejar de ofrecer nuestros servicios, algo que nos parte el corazón”.

Como se indica en el pronunciamiento, la casa de cambio había anunciado que cambiaría sus políticas, instando a los usuarios que no estuvieran cómodos con dichos cambios a abandonar la plataforma.

Por otra parte, de momento no queda claro si la compañía tiene intenciones de volver al mercado en algún punto del futuro.

La continua tendencia bajista del mercado de las criptomonedas les dio un duro golpe a los planes de la empresa, por lo que necesitarán de mucha ayuda para un eventual regreso considerando que su credibilidad en el mercado ucraniano se ha perdido casi por completo.

Asimismo, el anuncio de la compañía comenta que “todo final es un nuevo comienzo. Mediante la gracia de Dios, siempre podemos empezar de nuevo”, por lo que pareciera que su intención es volver a incursionar en el espacio.

Esta no es la primera oportunidad en la que el “invierno de las criptomonedas” obliga a una compañía a cesar sus operaciones o reducir su personal, con gigantes de la industria como ConsenSys y Bitmain como ejemplos principales.