Facebook continúa acelerando sus esfuerzos por detectar el contenido inapropiado dentro de su plataforma. Luego de los escándalos de privacidad de 2018, aunado a la promoción de noticias falsas que aún afecta la red social, queda claro que la compañía de Mark Zuckerberg tiene mucho trabajo que hacer para alejar su plataforma del escrutinio de los reguladores y las acusaciones de los defensores de la privacidad.

Ahora, el gigante de las redes sociales ha presentado una propuesta donde describe cómo funcionará su nueva junta de supervisión de contenidos, la cual se dedicará, entre otras funciones, a apelar decisiones vinculadas al contenido que se publica en la red social. De esta manera, los usuarios podrán revertir las decisiones de Facebook sobre permitir o eliminar ciertas publicaciones de otros usuarios.

Según la publicación, la junta estará formada por hasta 40 expertos de diversos países del mundo, no incluirá trabajadores antiguos o actuales de Facebook ni funcionarios gubernamentales. En noviembre, Facebook reveló un nuevo plan para mejorar la manera en que la empresa administra sus políticas de contenido, asegurando que formaría un grupo de supervisores independientes para algunas de las decisiones más debatidas en la red social.

Libra no es ni siquiera una criptomoneda a los ojos del CEO de Twitter

El informe publicado hoy es apenas un borrador del proyecto, y explica que los profesionales pertenecientes a la junta tienen amplia experiencia en libertad de expresión, periodismo, derechos humanos, privacidad, seguridad informática y otras especialidades importantes. Facebook dijo que la lista de miembros de la junta se hará pública próximamente, y que la permanencia de los expertos en la misma tendrá una vigencia de 3 años.

La compañía explicó que a pesar de que las decisiones de la junta también serán reveladas públicamente, no se comprometerá la privacidad de los usuarios involucrado en dichas decisiones. Tal y como ocurre en muchos tribunales judiciales, la junta destacará sus opiniones previas antes de emitir su decisión final.

Con la publicación de este borrador, Facebook busca indagar en la respuesta de los usuarios y abrir un canal para que las partes interesadas independientes presenten sus propuestas sobre cómo debe funcionar esta junta de supervisión de contenido.

Más en TekCrispy