La policía de New Taipei, Taiwán, arrestó a quince sospechosos por presuntamente dirigir una estafa de criptomoneda que les hizo ganar millones de dólares, así lo informaron el 26 de enero los medios locales.

Li Chi-hsun, jefe de la Oficina de Investigación Criminal (CIB) señaló en una conferencia de prensa que el presunto líder de la organización criminal, de apellido Lin, y otros 14 sospechosos, fueron arrestado en dos redadas separadas realizadas el 9 y 17 de enero.

Según la prensa local, el grupo de delincuentes supuestamente defraudó a más de 30 personas en Taiwán y acumuló casi 250 millones de TWD, la moneda local (8.13 millones de dólares), en ganancias ilícitas a través de un plan de inversión en la criptomoneda IBCoin, según el CIB. Durante las redadas, los agentes de la ley también incautaron 2.02 millones de TWD en efectivo, tres automóviles y pautas escritas sobre procedimientos de fraude.

IBCoin es un token ERC20, en la blockchain de Ethereum, que pretende ser un medio de pago para la industria del entretenimiento para adultos, según su material promocional. Los supuestos estafadores también publicaron el esquema en Facebook, posteando fotos de autos caros y estilos de vida lujosos, que supuestamente habían conseguido gracias al criptoactivo, para atraer a nuevas víctimas. El artículo cuenta que Lin compró las fichas a un precio de TWD 1.5 por unidad en 2017. Luego Lin les pidió a sus colaboradores que vendieran las fichas a TWD 50- TWD 100 por unidad y prometer a los inversores altos rendimientos.

El CIB señaló que ninguna víctima ha visto ningún retorno de su inversión y que el token no tiene un valor real ya que “actualmente no hay compañías conocidas que negocien o negocien en IBCoins“. Los 15 sospechosos han sido acusados de fraude y el caso ha sido entregado a la Oficina de Fiscales del Distrito de Taipei, dijo el CIB.