Luego de protagonizar un escándalo de emisiones por US$ 18,2 mil millones, el fabricante de coches Volkswagen ha trabajado por recuperar la credibilidad dentro del sector a través de su ambicioso proyecto de coches eléctricos.

Sin embargo, más allá de la producción en masa de este tipo de vehículos, los planes ‘verdes’ de Volkswagen también incluyen la fabricación de baterías para coches, un objetivo que fomentaría el crecimiento de una industria que ya se encuentra en ascenso.

A través de un comunicado publicado hoy, Volkswagen reveló que iniciará la producción de baterías para coches a partir de baterías viejas que serán recicladas. Además, la compañía dijo que comenzará a producir estaciones móviles de carga de coches eléctricos. Para ello, el fabricante invertirá US$ 870 millones para el año 2020. En este sentido, Thomas Schmall, Jefe de Componentes de Volkswagen Group, afirmó:

Gracias a nuestra profundidad de fabricación y la fortaleza del producto, podemos medirnos con nuestros mejores competidores. Ahora estamos afilando nuestro perfil en el campo de la movilidad eléctrica.

A finales de diciembre pasado, Volkswagen anunció su estación móvil de carga rápida para coches eléctricos, revelando que tenía 360 kWh de capacidad, que permitiría la carga de hasta 15 coches en 17 minutos. En ese momento, el fabricante dijo que sus estaciones se fabricarían en la planta de Hannover, Alemania, que abandonará la producción de motores y piezas convencionales de la compañía.

Honda presenta nuevo prototipo de coche eléctrico 'retro' con 200 kilómetros de autonomía

El objetivo de la compañía es llevar a más ciudades las estaciones móviles de carga para el año 2020, y su objetivo es reutilizar las baterías de coches para impulsar estos esfuerzos. A esta promesa, le siguen los planes conocidos de Volkswagen de abrir su primera fábrica de coches eléctricos en EE.UU, además de una asociación importante con Ford para el desarrollo de coches eléctricos y autónomos.

Más en TekCrispy