La historia de la Medicina está repleta de procedimientos médicos que, al día de hoy, pudiesen parecer barbáricos. A modo de ilustración, tomemos como ejemplo el caso de una mujer de 41 años que, tras una cirugía para corregir su visión, sus ojos adquirieron un curioso aspecto.

Tal como podemos apreciar en las fotografías, sus ojos terminaron pareciendo una pizza recién cortada. A grandes rasgos, los cortes en sus ojos son el legado de un antiguo procedimiento médico que, si bien ya no se realiza, forma parte del legado de la Medicina.

Cortes en los ojos para corregir la miopía

En términos técnicos, el procedimiento al cual se sometió esta mujer se conoce como queratotomía radial. Esta cirugía se trata de la realización de una serie de incisiones en la córnea, con el objetivo de cambiar su forma, de forma que pueda refractar la luz de una forma que permita corregir la miopía.

Este procedimiento es obra de Svyatoslav Fyodorov, un cirujano ocular proveniente de Rusia. Su inspiración vino de un niño que había sufrido laceraciones en el ojo luego de recibir un puñetazo de destrozó sus anteojos.

Después de atender el caso, Fyodorov siguió atentamente su recuperación y se dio cuenta de que, a medida que el ojo de este niño sanaba, su visión mejoraba considerablemente.

De allí, el cirujano desarrolló la idea de corregir la forma en la que la luz se refracta a través de la córnea al realizar cortes específicos en la estructura ocular. En pocas palabras, el procedimiento constaba de replicar los cortes que se habían producido en los ojos del niño.

De esta manera, para los años setenta, el cirujano planteaba que realizar una serie de cuatro, 12, 16 o 32 cortes que se irradiaban desde el centro de la córnea hasta los bordes de los ojos podría corregir la miopía. Entonces, los siguientes años, muchas personas se sometieron a la queratotomía radial para corregir su visión. Esto permitió que millones de personas descartasen sus anteojos.

En total, se estima que más de ocho millones de personas, tan solo en Estados Unidos y Canadá, se sometieron a este procedimiento. Sin embargo, no todos estaban contentos con los resultados.

Un procedimiento sujeto a controversia

Millones de personas al rededor del mundo se sometieron a esta cirugía para corregir su miopía.

Si bien la queratotomía radial parecía un procedimiento innovador y revolucionario, muchos alegaban que este aumentaba los riesgos de infección y perforaciones en los ojos. Tras distintas revisiones, se encontraron resultados inconsistentes e inestables.

En este caso, una buena parte de los pacientes que se sometieron a esta cirugía, si bien superaron la miopía, empezaron a sufrir de hipermetropía. Por tanto, más que dejar los anteojos, se vieron obligados a cambiar una fórmula por otra.

De hecho, esto fue lo que le ocurrió a la mujer del caso mencionado. Esta paciente, luego de la cirugía, experimentó un deterioro progresivo de su visión debido a los cortes en sus ojos. Lamentablemente, más que ajustar la fórmula de los anteojos, sus médicos estaban de manos atadas.

La buena noticia es que, en la actualidad, las cirugías con láser para corregir la visión han sustituido las queratotomías radiales. Sin embargo, nunca está de más dar una mirada al pasado para entender casos curiosos, como el de esta mujer.

Referencia: Radial Keratotomy, (2019). https://www.doi.org/10.1056/NEJMicm1808841

Escribir un comentario