Anchorage, un servicio de custodia de activos digitales para inversores institucionales, se ha lanzado oficialmente luego de finalizar una ronda de financiamiento de US$ 17 millones en la cual Andreessen Horowitz, una compañía de capital de riesgo con sede en Silicon Valley tuvo una participación mayoritaria. Así lo ha anunciado por Diogo Mónica y Nathan McCauley en una publicación en su blog el pasado miércoles 23 de enero.

Anchorage es una solución de custodia enfocado en fomentar el acceso sin problemas a varios tipos de criptomonedas, permitiendo a su vez realizar transacciones rápidas, verificadas por medio de una serie de datos biométricos, análisis de comportamiento y también con revisión humana. Mantiene y protege los activos digitales de las instituciones así como los fondos de cobertura y las empresas de riesgo.

Tal como mencionamos al principio, ha recaudado US$ 17 millones en una ronda Serie A que ha sido liderada por la reconocida firma Andreessen Horowitz. En esta, participaron también Khosla Ventures, SciFi VC, Max Levchin el cofundador de PayPal, Max SciFi, los inversionistas individuales Mark McCombe de Blackrock, el empresario Elad Gil y Naval Ravikant, fundador de AngelList.

En el comunicado, han hecho énfasis también en la utilidad de los servicios de custodia que proveen:

“Creemos que la custodia institucional utilizable y confiable traerá un nuevo crecimiento al espacio de blockchain, tanto por el aumento en el capital de la inversión a gran escala en activos digitales, como porque los activos custodiados de manera segura servirán como la base sobre la cual desarrollar un rico y maduro ecosistema financiero”.

Mónica y McCauley también hicieron mención de la actual situación del mercado de criptomonedas. Señalaron que los últimos dos años han dado lecciones importantes sobre dichos activos. El 2017, que “demostró que los activos de criptografía tienen un valor potencial tremendo” por el auge registrado en la valorización del Bitcoin y demás criptomonedas, y el 2018 que, por su parte, “mostró que el sistema financiero que rodea a estos activos está lejos de su vencimiento”.

Escribir un comentario