Luego de varios años de disputa legal, Google ha enviado una petición a la Corte Suprema de EE.UU donde exige que tome una postura final con relación al caso de derechos de autor de Oracle en su contra. Hoy, el gigante tecnológico anunció la presentación formal de un documento de petición ante el Tribunal, donde se solicita a los jueces determinar los límites de la legislación de derechos de autor con respecto al software.

Este caso data del año 2010, cuando Oracle presentó una demanda contra Google de utilizar de manera ilegal algunos elementos de Java, el lenguaje de programación de Oracle, para desarrollar el sistema operativo Android. En ese momento, Oracle denunció que el hecho de que Google utilizara las interfaces de programación de apps de Java representaba una clara violación de la ley de derechos de autor de EE.UU.

Por su parte, Google ha respondido con el argumento de que las API son totalmente fundamentales para el sector de la programación, por lo que no deberían estar sujetas a derechos de autor. Hasta el momento, el caso se ha llevado a cabo a través de dos juicios con jurado, con victorias y derrotas legales para ambas compañías durante los últimos 8 años.

Google refuerza control parental de las Chromebooks

La pérdida más reciente para Google fue una decisión favorable a Oracle en 2018, donde el gigante tecnológico perdió miles de millones de dólares. En 2014, Google solicitó una audiencia con el Tribunal Supremo, pero la misma fue rechazada.

Ahora, la compañía está solicitando que se aclare si realmente las API pueden estar regidas por derechos de autor, y si su utilización para crear nuevas tecnologías representa una violación de la ley. De hecho, Google afirma que una decisión del Tribunal en favor de Oracle expondría el futuro del desarrollo de software.

Por su parte, Oracle ha respondido al comunicado de Google, asegurando que la petición representa una repetición de los argumentos que ya han sido desacreditados por el Tribunal de manera exhaustiva. En este sentido, instó a la Corte Suprema a negar de nuevo la petición de la compañía de Alphabet.

Más en TekCrispy