A pesar de los evidentes avances en el sector de la Inteligencia Artificial (IA), una gran mayoría de las personas no confía en tecnologías como los coches autónomos. Sin embargo, la autonomía de ciertos dispositivos a veces puede generar buenas reacciones, como por ejemplo, la posibilidad de un robot realice un servicio adecuado de aparcamiento, sobre todo si tenemos en cuenta la capacidad limitada de muchas personas para estacionar.

Pues bien, pronto un robot tendrá la responsabilidad de estacionar el coche de los visitantes y viajeros que utilizan el aeropuerto de Gatwick, uno de los más grandes del Reino Unido. A través de un comunicado, el aeropuerto reveló que las pruebas de este robot autónomo comenzarán a partir de agosto de este año, y se extenderán durante tres meses.

El robot, llamado ‘Stan’, deslizará sus brazos robóticos con suavidad por debajo de los neumáticos del coche y lo conducirá hasta el lugar de aparcamiento elegido. Para ello, los conductores deberán dejar sus coches en una caja de cobertizo designada, deberán registrarse en un ordenador y se procederá al proceso de aparcar a través del robot autónomo.

Hackers roban fotos de viajeros de la Agencia de Aduanas de EE.UU.

La firma desarrolladora de este robot autónomo es Stanley Robotics, que reveló que el valet parking autónomo puede aparcar hasta un tercio más de coches que los servicios tradicionales o que los propios conductores. Esto ocurre porque el robot dispone los coches con una mínima distancia entre ellos, tal y como bloques en un juego de Tetris. De momento, no se sabe lo que ocurriría si un usuario regresa antes de tiempo de su viaje y encuentra su coche aparcado en medio de mil vehículos, pero esperamos que Stan tenga una solución al problema.

El robot es 100 por ciento eléctrico, lo que permite reducir la contaminación en las afueras del aeropuerto. Además, el estacionamiento está cerrado para los humanos, es decir, que solo los robots tienen acceso. De esta forma, se garantiza la seguridad de los coches.

Más en TekCrispy