Fuentes confirmaron a la CNBC que Apple despidió a 200 empleados que trabajaban en su proyecto secreto de vehículos autónomos, cuyo nombre clave es Project Titan.

De acuerdo con los primeros informes, esta decisión de la compañía responde a una “reestructuración anticipada”, sin embargo, no queda claro si las personas que salieron del proyecto estaban al tanto del despido.

Por otro lado, como parte de la “reestructuración anticipada” algunos empleados del Proyecto Titán no fueron despedidos sino que se “mudaron” a otros departamentos de la compañía.

En cuanto a declaraciones, un portavoz de Apple – que por los momentos permanece anónimo – se dirigió a CNBC afirmando que el traslado de los empleados a las otras áreas de la compañía es para que procedan a apoyar en el proyecto de aprendizaje automático y otras iniciativas importantes.

Al mismo tiempo reafirmó que creen fielmente en la apuesta que están haciendo en los sistemas autónomos, ya que consideran que cuentan con capacidades únicas que contribuirán para que su proyecto de aprendizaje automático sea uno de los más ambiciosos en los últimos tiempos.

‘Project Titan’: iniciativa secreta desde el 2014

Desde hace tres años, aproximadamente, Apple ha estado trabajando en un proyecto secreto que consiste en desarrollar un vehículo autónomo, y según las especulaciones, este podría ver la luz del día este 2019.

El gigante de la tecnología ha reclutado a los mejores ingenieros y ejecutivos de compañías automotrices desde el 2014. Como por ejemplo la contratación en el 2018 del vicepresidente de ingeniería de Tesla, Doug Field – veterano de Apple – para que liderara el proyecto en conjunto con Bob Mansfield.

Se desconocen detalles exactos del rumoreado ‘iCar’ de Apple, pero sí se ha escuchado que uno de los autos de prueba estuvo involucrado en un accidente menor durante el verano del año pasado. Al mismo tiempo, de acuerdo con lo que se conoce de las solicitudes y permisos públicos de California, un ex ingeniero de la compañía presuntamente se vio involucrado en una demanda por robar secretos comerciales y compartirlos con una empresa china llamada XMotors.

Si bien la Apple comandada por Tim Cook no se ha mostrado tan reservada como en sus tiempos con Steve Jobs, en esta oportunidad ha logrado mantener la menos cantidad de fugas posibles.

Escribir un comentario