Sin lugar a duda, el sueño es una de las necesidades básicas más importantes que debemos satisfacer. De lo contrario, corremos el riesgo de sufrir importantes consecuencias negativas para la salud.

Al respecto, contrario a lo que se piensa, no siempre somos conscientes de estar dormidos. En este sentido, una investigación demostró que podemos experimentar periodos cortos de sueño durante el día, y ni siquiera nos damos cuenta.

Podemos quedarnos dormidos momentáneamente sin darnos cuenta

Generalmente, pensamos que tenemos algo de control sobre nuestros niveles de consciencia. En pocas palabras, se suele creer que o estamos despiertos, o estamos dormidos. Sin embargo, los expertos alegan que el sueño, más que ser algo de todo o nada, representa un espectro con diferentes matices.

Así, mientras dormimos, una parte de nuestro cerebro puede permanecer despierto. En la misma línea, se ha demostrado que una parte del cerebro puede quedarse dormida, a pesar de estar despiertos. Esto es especialmente cierto ante condiciones de privación del sueño.

De hecho, se ha demostrado que cuando las personas están privadas de sueño, es más probable que pierdan el conocimiento por unos segundos sin darse cuenta. Este fenómeno recibe el nombre de periodos cortos de sueño inconsciente.

En su mayor parte, es más probable que este fenómeno ocurre cuando no se ha dormido lo suficiente y ante tareas monótonas como conducir o ver una película. Si bien podemos darnos cuenta de ello en algunas oportunidades, esto puede ocurrir sin que lo notemos.

Específicamente, se ha observado que los periodos cortos de sueño inconsciente suelen tener una duración de entre uno y dos minutos, lo que hace menos probable que recordemos que ocurrieron. No obstante, estudios recientes han demostrado que este fenómeno no se limita a personas privadas del sueño.

En este caso, se sugiere que las personas, independientemente de su estado de consciencia, pueden experimentar periodos cortos de sueño inconsciente.

Estos periodos cortos de sueño inconsciente no se restringen a las personas privadas de sueño

Este fenómeno puede implicar peligros a la hora de llevar a cabo tareas demandantes, como conducir.

Siguiendo los resultados de una investigación reciente, los periodos cortos de sueño inconsciente pueden ser más comunes de lo que se cree. Para demostrarlo, los investigadores le solicitaron a un grupo de participantes que completaran una tarea monótona: seguir con un joystick un objetivo que se movía aleatoriamente a largo de la pantalla de una computadora por una hora.

En este punto, vale acotar que los requisitos para participar incluían estar en un estado de completo descanso. Al hacerlo, se observó que los participantes experimentaron, en promedio, 79 periodos cortos de sueño inconsciente con una duración aproximada de seis segundos.

Adicionalmente, al preguntarle a los participantes sobre su experiencia, reportaron recordar haber estado despiertos durante todo el experimento. No recordaron haberse quedado dormidos.

De acuerdo a los investigadores, esto puede deberse a que no todo el cerebro se quedó dormido. En ocasiones, esto ocurre en una sola región o tan solo en un puñado de neuronas.

Por tanto, los investigadores alertan sobre la importancia de mantener hábitos de sueño saludables. Si bien esto puede ocurrir bajo cualquier circunstancia, es más probable ante condiciones de privación de sueño. La idea es evitar consecuencias negativas asociadas a la perdida de consciencia, así sea momentánea.

Referencia: Losing the struggle to stay awake: Divergent thalamic and cortical activity during microsleeps. https://doi.org/10.1002/hbm.22178