Laura Lyons y su familia se alarmaron cuando sus cámaras de seguridad inteligentes Nest emitieron falsas alarmas por tres supuestos misiles balísticos desde Corea del Norte que se dirigían a Los Ángeles, Chicago y Ohio.

La familia en California se aterrorizó con lo que afortunadamente resultó ser una advertencia falsa generada por un hackeo a sus cámaras de seguridad.

Según Mercury News – periódico de San José, California – la familia Lyons se encontraba en un típico domingo cuando se despidió un fuerte ruido al estilo Amber Alert desde su cámara de seguridad inteligente ubicada en la sala de estar de su casa en Orinda, California.

Los esposos tardaron un poco en reaccionar ante la alerta que provenía de su cámara Nest, sin embargo, su hijo de ocho años entendió a la señal rápidamente y se arrastró debajo de una alfombre aterrorizado por los sonidos.

Laura Lyons le comentó a Mercury News que la alerta advertía que Estados Unidos había tomado represalias en contra de Pyongyang y que aquellos que estuvieran en las áreas afectadas debían evacuar en las próximas tres horas. “Sonaba completamente legítimo, era ruidoso y llamó nuestra atención de inmediato (…) Fueron cinco minutos de puro terror y otros 30 minutos de intentar averiguar qué estaba pasando”.

Google advierte a usuarios de Nest sobre posible espionaje a través de cámaras de seguridad

La familia en California realizó múltiples llamadas de pánico a 911 y a la compañía de la cámara de seguridad, además revisó los canales de noticias para encontrar que no se había producido tal ataque.

Lyons le expresó la gran molestia que descubrir que eran probables víctimas de un hacker al equipo de Nest. Además afirmó que la compañía no se había contactado con ellos por una “violación de datos”.

Esta no es la primera vez que un dispositivo de Nest es hackeado. En diciembre una familia en Houston se aterrorizó al escuchar la voz de un hacker, desde su cámara, que amenazaba con secuestrar a su bebé.

Por otro lado un hombre en Arizona, en noviembre, informó que un pirata informático fue quien le advirtió que su Nest Cam IQ estaba comprometiendo su información privada. Sin embargo, lo más alarmante es la respuesta por parte de la compañía: “cambie sus contraseñas y habilite la autenticación de dos factores”.

Es evidente que estos episodios piden a gritos una mejora en las prácticas de seguridad inteligente en los hogares, pero al mismo tiempo levantan sospechas y desconfianzas en los dispositivos inteligentes en general, ya que parecieran ser fácilmente intervenidos.

Más en TekCrispy