El Gobierno de Estados Unidos ha anunciado sus planes de extraditar a Meng Wanzhou, Directora de Finanzas (CFO) de Huawei desde Canadá.

El embajador de Canadá en Estados Unidos, David MacNaughton ha mencionado en una entrevista a un periódico canadiense que los Estados Unidos solicitarán la extradición de Meng, aunque no mencionó la fecha exacta.

Una detención por tratos con Irán

Para nadie es un secreto las relaciones tan turbulentas que existen entre el Gobierno de Donald Trump y el de Hasán Rohaní, es por ello que EE.UU ha acusado a la CFO de engañar a los bancos multinacionales.

Según menciona la fuente, Meng supuestamente utilizó una compañía fantasma de Hong Kong para vender equipos en Irán, incurriendo en la violación de las sanciones comerciales de EE. UU.

Una sentencia que aún está por verse

60 días después de la detención de Meng el 1 de diciembre en Vancouver, EE.UU tiene hasta el 30 de este mes para presentar una solicitud de extradición en contra de la CFO de Huawei.

Luego de que el Gobierno americano presente la solicitud formal, un tribunal canadiense tendrá un período de 30 días para determinar si existen las pruebas suficientes en su contra, lo que activaría la extradición.

De resultar acertadas las pruebas en contra de Meng el ministro de justicia canadiense emitirá una orden formal para extraditar a la Directora de Finanzas a EE.UU donde enfrentará un proceso legal.

Una extradición que ha enfrentado a las grandes potencias mundiales

Después de la detención de Meng las relaciones entre China y Canadá se han tornado frías, y se ha comenzado una especie de cacería de brujas sobre los ciudadanos de ambos países que se encuentren dentro del territorio del contrario.

Pues, como menciona MacNaughton Canadá está sufriendo la venganza china por un arresto realizado a pedido de los EE. UU.

No nos gusta que nuestros ciudadanos sean castigados. Los estadounidenses buscan que se aplique toda la fuerza de la ley estadounidense contra Meng y, nosotros somos los que estamos pagando el precio. Nuestros ciudadanos lo están.

Por su parte, Hua Chunying portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de China reiteró el día de ayer la liberación inmediata de Meng, ya que, para su Gobierno este caso no era “un caso judicial regular“, sino que se trata de un “abuso en los tratados de extradición bilateral” perpetrado por ambos países.

Canadá y Estados Unidos abusaron arbitrariamente de su tratado de extradición bilateral para infringir gravemente la seguridad y los derechos legales de un ciudadano chino.

Así mismo, la portavoz mencionó que de ser Meng extraditada, el Gobierno chino tomará represalias contra los Estados Unidos .

China, por supuesto, responderá a las acciones de Estados Unidos.

Finalmente, faltará poco para saber el desenlace de esta extradición, ya que, Meng deberá presentarse ante el tribunal este próximo 6 de febrero donde se debatirán las pruebas en contra de la CFO.

Escribir un comentario