Taxistas que ejercen en las principales ciudades de España deciden retomar las huelgas que iniciaron con el propósito de ejercer presión en cuanto a elaborar regulaciones más estrictas para controlar a los servicios de Uber y Cabify.

En Madrid y Barcelona los conductores tradicionales de taxis se encuentran en huelga indefinida. Cada sector se ha organizado para presentar acciones de protesta desde el fin de semana. Por su parte, los catalanes iniciaron las protestas luego de que el gobierno anunció las propuestas para regular el sector de vehículos de alquiler (VTC).

El anuncio del gobierno catalán acerca del tiempo de espera para el sector VTC, el cual fue establecido en 15 min entre la reserva de un pasajero y la posibilidad de iniciar el paseo, puso en descontento al sector de los taxistas.

Desde el anuncio el día viernes, han existido denuncias de violencia por parte de los conductores de servicios no tradicionales. Por ejemplo, el Huffington Post comentó que un conductor de la compañía de Cabify sufrió de un ataque de pánico cuando su auto fue atacado por un grupo de manifestantes.

Las autoridades tuvieron que proceder con maniobras de resucitación cardiopulmonar (RCP) para estabilizar al conductor víctima del ataque. Por otro lado, ABC News informó que la policía local procedió con el arresto de siete personas que se encontraban actuando violentamente.

Con respecto a las acciones delictivas, el portavoz de Elite Taxi BCN – principal asociación que respalda la huelga – Alberto Álvarez se expresó pidiendo a sus manifestantes que mantuvieran la paz.

Todo inició en verano

Las huelgas que precedieron a las de este primer mes del año 2019 ocurrieron en el verano pasado, cuando el sector se “alzó” en Barcelona, también de manera violenta y delictiva en contra de los conductores VTC.

Uber y Cabify suspenden operaciones en Barcelona tras nuevas regulaciones

Por aquella razón, las compañías Uber y Cabify decidieron pausar de manera temporal sus servicios en la ciudad para preservar la seguridad de sus conductores. Sin embargo, para esta oportunidad no se ha reportado cese de operaciones por parte de las compañías.

La huelga del verano llegó a su término cuando el gobierno acordó transferir regulaciones para el sector VTC a lo largo de las regiones.

Las reacciones tras el anuncio de regulación

Si bien Barcelona es la primera ciudad que expresa sus regulaciones al sector, estas no cesaron la desesperación del sector de los taxistas.

Estos argumentan que los límites de espera estipulados son considerados inconstitucionales, ya que se encuentran en contra del interés general de los ciudadanos. Al considerar que las leyes existentes no se aplican, el sector de los taxis persiste en que el servicio pública está siendo socavado injustamente por las multinacionales que no ofrecen un empleo sostenible. Estos límites de espera darían ligar al desempleo de decenas de conductores.

Por su parte, un portavoz de Uber expuso que los recientes desarrollos podrían tener consecuencias importantes para los conductores y para los miles de usuarios que disfrutan del servicio de la compañía para movilizarse por la ciudad. Persisten en la importancia de un diálogo con los interesados de la otra parte para llegar a un consenso en cuanto al futuro de la movilidad urbana en España.

Por otro lado, Unauto VTC – una asociación VTC – emitió un comunicado el día sábado 19 de enero, en el cual denunciaron el bloqueo de la ciudad y los “niveles intolerables de violencia” por parte del sector de los taxistas.

Esta huelga pareciera tener un enfoque más estratégico que la anterior, ya que dentro de un par de meses – o menos – se estará llevando a cabo la feria anual del Mobile World Congress en la ciudad de Barcelona, espacio que atrae a un aproximado de 100.000 visitantes técnicos, lo que juega a favor de las amenazas por parte de los taxistas de paralizar la ciudad indefinidamente.

Más en TekCrispy