Cada vez que pensamos que se han descubierto los límites de donde la vida puede prosperar, aparece algo nuevo y sorprendentemente contradice lo pensado.

Tal es el caso de una expedición en la que un equipo de biólogos marinos evidenció enormes bancos de peces viviendo en un entorno que carece casi por completo de oxígeno, un ambiente que ha sido considerado como incompatible con la vida tal como la conocemos.

Aguas de las islas Galápagos están siendo invadidas por especies exóticas

Sorprendente hallazgo

Teniendo como propósito examinar cómo responden los animales a condiciones como temperaturas más cálidas y niveles reducidos de oxígeno, escenarios que espera se incrementen como resultado del cambio climático, un equipo de investigadores exploró las profundidades del Golfo de California, un espacio que se distingue porque sus aguas varían enormemente en términos de niveles de oxígeno y temperatura.

Las anguilas como estas parecen preferir las áreas del fondo marino donde las concentraciones de oxígeno son extremadamente bajas.

Para este fin, el equipo de científicos, compuesto por investigadores del Instituto Scripps de Oceanografía y el Instituto de Investigación del Acuario de la Bahía de Monterey (MBARI), examinó varias cuencas oceánicas profundas en el Golfo de California utilizando un vehículo de control remoto submarino.

Una de las inmersiones realizadas por el vehículo que exploración en una región conocida como Cerralvo Trough, reveló una fascinante variedad de criaturas en áreas en las que debería haber habido muy poca vida, sino ninguna.

El equipo de científicos que realizó el hallazgo manifestó que los bajos niveles de oxígeno en el hábitat en el que se observaron estas criaturas podrían ser fatales para la mayoría de los otros peces.

Los datos recopilados por el vehículo explorador mostraron que los niveles de oxígeno estaban entre una décima y una cuarta parte de lo tolerado por otros peces, que se sabe que viven en ambientes con bajo contenido de oxígeno.

Entre las especies observadas se encuentran el tiburón piruleta (Cephalurus cephalus), la anguila caldo negro (Cherublemma emmelas), y en números más pequeños, Nezumia liolepis y el curioso Dibranchus spinosus.

Preferencia por estas aguas

Sorprendentemente, los científicos incluso notaron que las criaturas parecían tener una preferencia por las áreas con poco oxígeno, a pesar del hecho de que tenían la opción de trasladarse a aguas donde los niveles del elemento eran más altos.

Los tiburones piruleta tienen grandes cabezas y branquias, lo que podría ayudarlos a absorber el poco oxígeno de estos ambientes.

En la actualidad, no está claro cómo los peces pueden prosperar en este ambiente, aunque los investigadores especulan que algunas de las especies pueden tener branquias particularmente eficientes y altamente adaptadas a este hábitat de bajo oxígeno.

¿Cómo los peces y las aves se movilizan en grandes grupos sin chocar entre sí?

Además, los animales muestran ciertas características que podrían ayudarlos a conservar energía, y por lo tanto usar menos oxígeno, como ser pequeños y tener cuerpos blandos y flácidos.

Los científicos dicen que se necesita más investigación para comprender por qué tantos peces se reúnen en estas aguas con tan poco oxígeno, aunque se han propuesto varias explicaciones, entre ellas, evitar a los depredadores o buscar comida.

Referencia: Home sweet suboxic home:remarkable hypoxia tolerance intwo demersal fish species in the Gulf of California. Ecology, 2018. https://doi.org/10.1002/ecy.2539

Más en TekCrispy