Los gatos tienen la fama de ser animales antisociales. En este sentido, las personas suelen ver a los gatos como unos animales aislados que aman la independencia y que rara vez se muestran cariñosos con sus dueños.

Sin embargo, quienes han tenido un gato de mascota saben que esto no es tan cierto como parece, y ahora la ciencia les da la razón. De acuerdo a los resultados de un estudio reciente, los gatos son más sociables de lo que muchos creen, solo es cuestión de dar un primer paso y ofrecerles la atención que demandan.

Las especies competidoras se ayudan mutuamente como "amigas”

Los gatos pueden ser más sociables de lo que se cree

Los amantes de los gatos saben que estos animales pueden llegar a ser sumamente afectuosos.

Sobre los gatos yace el estereotipo de que son animales que rechazan el contacto humano. No obstante, siguiendo los resultados de una investigación reciente, los felinos domésticos pueden llegar a ser tan afectuosos como un perro.

Para llegar a esta conclusión, un equipo de investigadores de la Universidad Estatal de Oregón llevó a cabo un experimento. Para ello, se trabajó con 46 gatos, 23 domésticos y 23 provenientes de un refugio para animales y se observó de cerca su interacción con seres humanos.

En este sentido, por cada ensayo, un gato y una persona fueron colocados en una habitación. Durante los dos primeros minutos del experimento, las personas debían ignorar a los gatos. Por su parte, durante los dos minutos siguientes, las personas podían interactuar libremente con el animal, llamándolo por su nombre, acariciándolo, etc.

De esta manera, se observó que los gatos pasaban más tiempo con las personas si estas le prestaban atención. Es decir, los felinos se mostraban interesados en las interacciones si eran instigados a ello.

Específicamente, tanto en gatos domésticos como en gatos de refugio, se observó que estos pasaban mucho más tiempo con las personas que les prestaban atención que con aquellos que los ignoraban.  De hecho, algunos de estos gatos preferían interactuar con las personas en lugar de jugar o alimentarse.

Solo es cuestión de romper el hielo

Se sugiere que la clave para interactuar con los gatos podría ser dar el primer paso y llamar su atención.

En pocas palabras, tras llevar a cabo el experimento, los investigadores sugieren que, si le damos atención a los gatos, ellos mostraran interés hacia nosotros. Sin embargo, debido a la creencia errónea de que los gatos no son animales sociales, muchas personas se resisten a interactuar con ellos.

Quizás, según los investigadores, lo que distingue las interacciones con los gatos es que estos prefieren tener la libre elección de detener el contacto con los humanos cuando así lo prefieren. No obstante, esto depende de la personalidad del animal y su crianza. En este caso, los gatos prefieren interactuar con personas que les resultan familiares.

Estos son los efectos perjudiciales de la contaminación sónica en la vida silvestre

Además, existen otros factores a tener en cuenta a la hora de comprender el comportamiento de los gatos respecto a los seres humanos. Al respecto, los investigadores explican que el comportamiento felino depende de elementos tales como la genética, sus experiencias previas con seres humanos, entre otros.

Teniendo esto en cuenta, se sugiere que la clave para interactuar con los gatos podría ser dar el primer paso y llamar su atención. Por lo pronto, los investigadores sugieren otros estudios a fin de desentrañar los misterios y estereotipos que se ciernen sobre el comportamiento felino.

Referencia: The quality of being sociable: The influence of human attentional state, population, and human familiarity on domestic cat sociability, (2019). https://doi.org/10.1016/j.beproc.2018.10.026

Más en TekCrispy