De acuerdo con una investigación publicada el día de hoy por el Bank for International Settlement (BIS), los problemas que experimenta el Bitcoin (BTC) solo podrán solventarse si el mismo se aparta del sistema de Proof-of-Work (PoW).

Según dicha investigación, cuando en un futuro, las recompensas de bloques de Bitcoin lleguen a cero – considerando que solo un número limitado de Bitcoins podrá ser creado – las comisiones de transacciones no podrán mantener los gastos de minería por si solas.

Este argumento implica que la red de Bitcoin se volverá demasiado lenta, hasta un punto en el que no podrá siquiera utilizarse, asegurando:

“Los cálculos sencillos sugieren que una vez que las recompensas de bloques lleguen a cero, podría tomar meses antes de que un pago de Bitcoin se complete, a menos que se desplieguen nuevas tecnologías para acelerar la velocidad de finalización del pago”.

Asimismo, el estudio también resalta que, si bien soluciones de segunda capa como la Lightning Network (LN) podrían ayudar, “el único remedio fundamental sería alejarse del Proof-of-Work”. Esta separación del modelo, de acuerdo con el reporte, probablemente requeriría “alguna forma de coordinación o institucionalización social”.

Así, la conclusión final de la investigación es que “en la era digital, es probable que el dinero se siga manteniendo como un constructo social, en lugar de un constructo puramente tecnológico”.

Es importante destacar que BIS es una organización localizada en Suiza compuesta por 60 bancos centrales, que además son responsables de alrededor del 95% del producto interno bruto del mundo.

Además, otro reporte publicado por la institución determinó que el 70% de los bancos alrededor del mundo están investigando lo necesario para emitir divisas digitales, mientras que otro reporte encontró una correlación muy fuerte entre los precios de las criptomonedas y las noticias de intervención regulatoria.