Elon Musk, CEO de Tesla Motors, anunció oficialmente que reducirá el 7% de los empleados de tiempo completo, debido a la baja en producción y ventas que la compañía ha sufrido en el último año.

Mediante un anuncio publicado en el portal oficial de la compañía, Elon Musk explicó las razones que le llevan a prescindir del 7% de su plantilla de empleados.

“Nos enfrentamos a un desafío extremadamente difícil: hacer que nuestros autos, baterías y productos solares sean competitivos en costos con combustibles fósiles”, escribió. “Si bien hemos avanzado mucho, nuestros productos siguen siendo demasiado caros para la mayoría”.

Musk explicó que aunque la compañía esté planeando producir más vehículos “asequbles”, el recorte de casi 3,000 puestos de empleo ayudará a reducir los costes de producción del Model 3.

Tesla ha estado produciendo autos durante aproximadamente una década y nos enfrentamos a competidores masivos y atrincherados.

El efecto neto es que Tesla debe trabajar mucho más que otros fabricantes para sobrevivir mientras construye productos asequibles y sostenibles.

Musk asegura en su carta el progreso significativo del año pasado en cuanto a produccón, pero la compañía solo obtuvo un beneficio del 4 por ciento en el tercer trimestre de 2018 y publicará un beneficio (ligeramente inferior) para el cuarto trimestre de 2018.

Debido a que las ganancias de Tesla se deben en gran parte a las “variantes del Modelo 3 de mayor precio”, el CEO de la compañía considera que se debe producir un Model 3 de gama media en todos sus mercados para poder “llegar a más clientes”.

La necesidad de una variante del Model 3 a un precio más bajo se vuelve aún mayor el 1 de julio, cuando el crédito fiscal de los EE. UU. Se reduce a la mitad, lo que hace que nuestro automóvil sea US$ 1,875 más caro, y nuevamente al final del año, cuando desaparece por completo.

Necesitamos llegar a más clientes que puedan pagar nuestros vehículos.

Debido a lo anterior, la compañía considera que es necesario recortar empleos en un 7%, asegurando que el año pasado su plantilla creció en un 30% que es “más de lo que pueden sostener”, afirma Musk.

Tesla tendrá que hacer estos recortes al mismo tiempo que aumenta la tasa de producción del Modelo 3 y hace muchas mejoras de ingeniería de fabricación en los próximos meses.

Esta decisión se suma la lista de estrategias a las que está apostando Tesla Motors, recordemos que hace pocos días la compañía anunció que dejaría de producir los Model S y Model X de 75kWh, para reducir los costes de producción y centrarse en un Model 3 más asequible como señala en el anuncio oficial publicado el día de hoy.

Elon Musk y la SEC llegan a un acuerdo sobre los tweets del CEO de Tesla

Más en TekCrispy