La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), un organismo mundial comprometido con los sistemas financieros y políticos democráticos, ha emitido un nuevo informe en que considera las ICO útiles para algunas empresas, pero el espacio actual aún está inmaduro para ello. Al anuncio fue publicado el pasado martes 15 de enero en su sitio web oficial, adjunto al cual se encuentra el archivo disponible para descarga.

En primer lugar, los autores aclaran que este trabajo “se basa en el discurso teórico de la oferta de token y no pretende ser una guía práctica de la OIC”. El informe provee una visión general de las ICO, explicando la mismas pueden funcionar como una herramienta de financiamiento eficaz para las pequeñas y medianas empresas, denominadas PYMES. Sin embargo, el espacio para ello aún no ha madurado lo suficiente, o no ha definido una regulación para la “corriente principal”.

Esto conlleva una gran dificultad para evaluar de manera adecuada el valor de los tokens a comercializar para las empresas, lo que a su vez afectaría la cantidad de fondos que las mismas podrían recaudar en sus rondas.

“Aunque los ICO se consideran una solución a las brechas de financiamiento de las PYMES, los ICO no son, por naturaleza, la solución adecuada para cada proyecto y se debe hacer una diferenciación entre proyectos o productos / servicios habilitados con blockchain, y negocios o productos / servicios no construido sobre DLT, ya que el primero tiene un mayor potencial de beneficiarse de un ICO “.

El informe señala que no se ha hecho énfasis en la taxonomía simbólica o los esfuerzos por regular dicha actividad, puesto que estos apenas se encuentran en proceso.

SEC demanda a Kik Interactive por recaudar "ilegalmente" US$ 100 millones a través de una ICO

También hace mención de los diferentes métodos de distribución de tokens, dentro de los cuales se encuentran los airdrops. Además, examina la forma en que se pueden utilizar dichas fichas creadas con la tecnología de la contabilidad distribuida (DLT) para recaudar fondos para esas pequeñas empresas.

Finalmente, la conclusión de la OCDE es que las posibilidades de que las ICO funcionen como “una opción de financiamiento principal” son bastante limitadas, puesto que los vacíos regulatorios en su entorno conllevan una gran cantidad de riesgos para los inversores.

Más en TekCrispy