Los perezosos, más allá de su curiosa apariencia, han demostrado ser unos animales más interesantes de lo que se pensaba. Al respecto, se consideraba que el perezoso de tres dedos, llamados Bradypus sp., dependía de un entorno altamente especializado.

Sin embargo, un estudio reciente sugiere que esta variedad de perezosos puede adaptarse de forma óptima a otros ambientes. Estos resultados tienen importantes implicaciones en torno a los esfuerzos de conservación de la especie.

Genes virales determinan el crecimiento de alas en los pulgones del guisante

Se pensaba que los perezosos dependían de entornos altamente especializados

Anteriormente se pensaba que los perezosos de tres dedos dependían estrechamente de los árboles de Cecropia.

En las selvas tropicales de América del Sur y América Central, los perezosos de dos dedos pueden llegar a ser bastante comunes. Estos animales tienen una dieta bastante variada que les permite adaptarse a una gran variedad de ambientes.

Por su parte, sus parientes, los perezosos de tres dedos, son menos comunes en atención a que tienen una dieta muy restringida. En este sentido, se planteaba que esta variedad de perezosos depende de los árboles de Cecropia como recurso principal de alimentación y refugio.

Al respecto, se creía que estos animales dependían estrechamente de estos árboles tanto para alimentarse, como para reproducirse y mantenerse a salvo de sus depredadores. Así, diversas investigaciones han asociado las tasas de supervivencia de los perezosos con la presencia de árboles de Cecropia.

Perezosos y árboles de Cecropia

No obstante, un estudio reciente sugiere que este podría no ser el caso de los perezosos de tres dedos en etapas juveniles. Mas bien, se plantea que los perezosos de tres dedos podrían tener una mejor capacidad de adaptación a diferentes entornos de lo que se consideraba anteriormente.

En este caso, los autores sugieren que es posible que estos animales usen distintos tipos de árboles para diferentes fines según la etapa de desarrollo en la que se encuentren.

En líneas generales, la evidencia sugiere que, mientras aun dependen de sus madres, los perezosos tienen la capacidad de sobrevivir en árboles menos nutritivos que el Cecropia, pero más densos. De esta forma, se les hace posible ocultarse de los depredadores mientras son vulnerables. Específicamente, se ha observado que, durante esta etapa, los perezosos jóvenes y sus madres, tienden a adaptarse a la vida en arboles de cacao.

Por su parte, en etapas posteriores, durante la adultez, los perezosos se mudan a árboles menos densos, como el Cecropia, pues sus hojas tienen un mayor valor nutricional. Además, estos árboles tienen las condiciones idóneas para ser un su sitio de reproducción predilecto.

Los perezosos tienen una mayor capacidad de adaptarse de lo que se pensaba

Los perezosos pueden tener una dieta menos especializada de lo que se creía.

Tal como plantean los investigadores, es posible que los perezosos de tres dedos tengan una mayor capacidad de adaptación de lo que se pensaba anteriormente.

Específicamente, se plantea que estos animales pueden moverse desde sus sitios predilectos, los árboles de Cecropia, a otros árboles, como el de cacao, a fin de favorecer sus tasas de supervivencia en etapas juveniles de desarrollo.

Dos nuevos estudios reconstruyen el árbol genealógico de los perezosos

En otras palabras, se sugiere que los perezosos jóvenes y las madres en periodo de lactancia pueden mudarse a especies de árboles menos nutritivas para evitar los riesgos de depredación. Sobre la base de este planteamiento, es posible concluir que estos animales pueden adaptarse a una dieta menos especializada y prosperar, en caso de ser necesario.

Finalmente, los investigadores sugieren que estos resultados tienen importantes implicaciones en torno a los esfuerzos de conservación de los perezosos. A grandes rasgos, se trata de proteger los hábitats en los que se mueven estos animales a fin de garantizar un entorno seguro en el que puedan alimentarse.

Referencia: The demography of a resource specialist in the tropics: Cecropia trees and the fitness of three-toed sloths, (2019). https://doi.org/10.1098/rspb.2018.2206

Más en TekCrispy