El asesino de dos pandilleros en Manchester fue condenado a cadena perpetua por los datos que fueron encontrados en su reloj Garmin Forerunner.

Según lo expuesto por la BBC el corredor británico y sous chef, Mark “Iceman” Fellows se encontraba bajo un proceso de investigación por los asesinatos de Paul “Mr. Big” Massey – líder de una banda de crimen organizado – y John Kinsella – socio de Massey – hace cuatro años (2015).

Por otra parte, el Liverpool Echo informó que fue la Policía de Manchester quien notó que el sospechoso usaba un reloj inteligente con GPS, gracias a unas fotografías donde Fellows portaba el “accesorio” mientras se encontraba corriendo el Gran Manchester de 10K en el 2014.

Las autoridades procedieron con ubicar el dispositivo inteligente en casa del sospechoso y fue cuando pudieron obtener la información que se encontraba en el modelo Forerunner del reloj marca Garmin.

Las imágenes mostraban a Fellows visitando – dos meses previos al momento del crimen – las áreas que rodeaban la casa donde Massey fue asesinado. Además, el reloj del asesino registró una actividad de 35 minutos, lo que según lo indicó el Liverpool Echo, puede ser entendida como una especie de reconocimiento del área.

Garmin lanza Approach G80, GPS de golf que cuenta con modalidad de juegos virtuales

La información que se encontró en el dispositivo Garmin fue lo que llevó a las autoridades a obtener una evidencia que respaldara la ruta de escape. Esta no sería la primera vez que la data de algún dispositivo inteligente ayudan a condenar o acusar a personas por algún acto delictivo cometido.

Como se expone en el portal web The Verge, en octubre del año pasado los datos de una frecuencia cardíaca que se almacenaron en un Fitbit fueron utilizados para acusar a un hombre en el estado de California por el asesinato de su hijastra. Los datos del reloj inteligente fueron comparados con las declaraciones del sospechoso, así como con las cámaras de seguridad.

De la misma manera, en noviembre 2018 un juez en New Hampshire ordenó a Amazon que entregara la data encontrada en un altavoz inteligente Echo, ya que esta podría colaborar con otro caso de asesinato que estaba bajo investigación.

Más en TekCrispy