Un grupo de defensores de privacidad en Austria acusan a varias compañías de streaming de violar la Ley de Protección de Datos de Europa (GDPR).

Max Schrems, un activista austriaco, líder del grupo de defensor de privacidad Noyb, se encuentra acusando a ocho proveedores de streaming como Spotify y SoundCloud por no cumplir con la ley de Unión Europea.

Como se puede ver en el documento publicado por el grupo Noyb, los activistas presentan pruebas de que compañías como Amazon, Netflix, Spotify, YouTube y hasta Apple han violado el artículo 15 de la GDPR.

Derecho de acceso.

Bajo el nuevo Reglamento General de Protección de Datos (“GDPR”), los usuarios disfrutan de un “derecho de acceso”.

A los usuarios se les otorga el derecho de obtener una copia de todos los datos sin procesar que una empresa posee sobre el usuario, como información adicional sobre las fuentes y los destinatarios de los datos, el propósito para el cual se procesan o la información sobre los países en los que se almacenan los datos y durante cuánto tiempo.

Este “derecho de acceso” está consagrado en el artículo 15 de la GDPR y en el artículo 8 (2) de la Tabla de Derechos fundamentales.

Noyb, que es una organización europea sin fines de lucro, puso a prueba a estas compañías, pues la organización pidió a ocho proveedores de los principales de medios de transmisión, incluidos YouTube, Netflix, Spotify, Apple y Amazon, que aporten los datos de los consumidores.

Muchos servicios configuran sistemas automatizados para responder a las solicitudes de acceso, pero a menudo ni siquiera proporcionan de forma remota los datos a los que tiene derecho cada usuario.

Sin embargo, los activistas se quejan porque SoundCloud y otras compañía de streaming de UE no entregó la información, mientras que las otras plataformas como Spotify no entregaron la información esperada, ya que deacuerdo con los demandantes las compañías no proporcionaron información relevante para ayudar a los consumidores a comprender cómo se utilizan sus datos.

Google eliminará extensiones de Chrome que solicitan demasiada información del usuario

“En la mayoría de los casos, los usuarios solo obtuvieron los datos en bruto, pero, por ejemplo, no hay información sobre con quién se compartieron estos datos”, dijo el activista austríaco.

Además de los datos sin procesar, los usuarios tienen derecho a conocer las fuentes, los destinatarios, los propósitos y similares.

La GDPR entró en vigencia en Mayo del 2018 con el fin de velar por la privacidad de los datos de usuarios en Europea, desde su activación, gigantes tecnológicos como Facebook y Google han sido demandadas por violar esta legislación.

Las sanciones por violaciones de GDPR son de hasta el 4 por ciento de la facturación global de las compañías. Hasta ahora las empresas demandadas no se han manifestado pero es posible que usen todos los argumentos posibles para defender su posición.

Más en TekCrispy