En términos simples, la interpretación simultánea es el proceso de escuchar, comprender y traducir instantáneamente declaraciones de un orador a otro idioma.

Para poder lograr esta hazaña, además del alto nivel de competencia tanto en el idioma de origen como en el de destino, el intérprete debe poseer un conjunto de habilidades especializadas, que incluyen destrezas excepcionales de cambio de idioma, gran capacidad de memoria de trabajo, capacidad para manipular el contenido y comprender el discurso entrante, mientras produce una traducción del mensaje de origen en el idioma de destino.

Expectativas sociales sobre la identidad de género alteran las células del cerebro

Investigadores del Centro de Cognición y Toma de Decisiones de la Escuela Superior de Economía, en Moscú, Rusia, se valieron de electroencefalografía (EEG) y la técnica de potencial relacionado con el evento (ERP), para estudiar la actividad neuronal durante la interpretación simultánea continua.

¿En simultáneo o redistribuidas?

Constantemente, millones de neuronas en el cerebro humano están intercambiando información a través de impulsos eléctricos cortos. La actividad de grandes poblaciones de neuronas se puede registrar desde la superficie de la cabeza mediante el EEG, el cual es un poderoso método para estudiar procesos cognitivos y se utiliza en muchos campos de investigación.

Para el estudio, los investigadores registraron la actividad cerebral de nueve intérpretes simultáneos profesionales mientras traducían un discurso de una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU.

De acuerdo con el “Modelo de esfuerzos” propuesto por el lingüista francés Daniel Gile, durante la interpretación simultánea, el cerebro realiza tres operaciones mentales concurrentes: percibe y procesa fragmentos actuales del mensaje en el idioma original, almacena información escuchada previamente en la memoria y finalmente, genera un mensaje equivalente en el idioma de destino.

El equipo de investigación utilizó EEG y el método ERP para probar si estas tres operaciones se realizan simultáneamente o si existe una redistribución dinámica de un recurso limitado de atención entre ellas.

Para este fin, se registró la actividad cerebral de nueve intérpretes simultáneos profesionales mientras traducían un discurso de una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU del ruso al inglés y viceversa.

En paralelo con el discurso original, se reprodujo una serie de estímulos de sonda irrelevantes para la tarea con una duración de 50 milisegundos, los cuales también fueron procesados ​​por el cerebro.

Mayor retraso, menos recursos

Posteriormente, la grabación del EEG se dividió en segmentos, cuyo inicio correspondía al inicio de las sondas irrelevantes para la tarea. Al promediar estos segmentos de EEG, los investigadores determinaron la respuesta sistemática del cerebro a las sondas.

Durante la interpretación simultánea, el cerebro realiza tres operaciones mentales concurrentes: percibe el mensaje en el idioma original, almacena información escuchada previamente en la memoria y finalmente, genera un mensaje en el idioma de destino.

Los resultados obtenidos permitieron cuantificar cómo la atención auditiva del intérprete cambió a lo largo de la interpretación.

Los datos sugirieron que los intérpretes simultáneos trabajan en el modo de redistribución dinámica de la atención. En particular, a medida que aumenta el retraso del hablante, la profundidad de procesamiento de la información que escucha el intérprete disminuye.

Investigadores examinan cómo la altura afecta la memoria

En otras palabras, cuanto más se atrasa el intérprete del hablante, más recursos cognitivos se dedican a la memoria de trabajo para retener y procesar información anterior, y menos recursos están disponibles para procesar información nueva.

El investigador Roman Koshkin, intérprete profesional simultáneo y coautor del estudio, expresó:

“Espero que nuestra investigación ayude a nuestros colegas a encontrar el número perfecto de palabras que les permita entender y transmitir el significado de lo que se trasmitió a la audiencia, sin perder detalles importantes por la sobrecarga de memoria”.

Referencia: Testing the efforts model of simultaneous interpreting: An ERP study. Plos One, 2018. https://doi.org/10.1371/journal.pone.0206129

Más en TekCrispy