World Wildlife Fund-Australia (WWF-Australia) anunció el lanzamiento de una herramienta para su cadena de suministros de alimentos que les permitirá a los negocios y consumidores rastrear sus víveres, de acuerdo con un Tweet.

La plataforma, llamada OpenSC, es producto de una alianza entre WWF-Australia y BCG Digital Ventures (BCGDV), una subsidiaria de inversión e incubación del Boston Consulting Group.

De acuerdo con el post del sitio web de WWF, el sistema les permitirá a los negocios rastrear los víveres que producen y a los consumidores determinar el origen de dichos productos a través de un “código único blockchain del punto de origen del producto”.

La plataforma distribuye códigos QR a los productos de las corporaciones que se integren a su esquema. Posteriormente, los códigos se vinculan a una plataforma blockchain para permitirles a los consumidores determinar el origen y ciclo de vida del producto.

De esta forma, WWF espera empoderar a los consumidores entregándoles el conocimiento exacto de lo que están comprando para que puedan tomar una “decisión ética”.

Así, los productores no podrán engañar a los clientes a través de la complejidad de sus cadenas de suministro entregándoles productos de dudosa procedencia o producción.

En el futuro, el esquema podrá extenderse más allá del área de los alimentos a otras tan diversas como el aceite de palma, por ejemplo, de acuerdo con un reporte de Reuter tras entrevistar a Paul Hunyor, representante del BCGDV en Asia.

El lanzamiento surge en un momento en el que el uso del blockchain para mejorar las cadenas de suministro están aumentando considerablemente. Por ejemplo, IBM integró su propia plataforma blockchain para el rastreo de productos de minería provenientes de la República Democrática del Congo.

Además, un producto suizo se convirtió el primero en utilizar la blockchain de Ethereum (ETH) para rastrear productos de  pescado.