La Luna es un mundo sin vida, una vez más. Las plantas de algodón que germinaron a bordo del vehículo lunar Chang’e 4 de China están muertas.

Estos pioneros de la fotosíntesis formaron parte del experimento biológico lunar, que también incluyó semillas de papa, colza y plantas de arabidopsis, así como huevos de mosca de la fruta y levadura.

La India podría prohibir Tik Tok por facilitar la 'degradación cultural' entre los adolescentes

Duras condiciones

El experimento, que comenzó apenas unas horas después del histórico aterrizaje en el cráter Von Kármán de 186 kilómetros de ancho (115 millas), tuvo como objetivo evaluar cómo crecen y se desarrollan las plantas y los animales en el entorno lunar extraterrestre, que se distingue por presentar baja gravedad, altos niveles de radiación y cambios extremos de temperatura.

Cápsula en la que germinó la semilla de algodón.

Las semillas de algodón pudieron manejar estas duras condiciones, al menos inicialmente, convirtiéndose en las primeras plantas en germinar en la superficie de otro mundo.

Pero la cápsula que contiene los organismos no cuenta con un calentador a batería, por lo que el inicio de la noche lunar, donde las temperaturas descienden hasta -180 grados Celsius, marcó la fatalidad de los brotes de algodón.

Los investigadores explican que a la luna le toma aproximadamente 27 días terrestres completar una rotación, de modo que el día y la noche en nuestro vecino más cercano tiene una duración de dos semanas.

Este período de rotación, por cierto, coincide con el período orbital de la luna, el tiempo que toma completar una vuelta alrededor Tierra. Es por eso que siempre vemos la misma cara de la Luna.

Liu Hanlong, catedrático de la Universidad de Chongqing y jefe del experimento, manifestó en una conferencia de prensa que la temperatura dentro del recipiente había alcanzado -52 grados Celsius (-62 grados Fahrenheit) y que después de 212,75 horas el experimento había terminado.

Muerte esperada

Una vez que pase la noche lunar, y con ello las bajas temperaturas, las plantas muertas se descompondrán, lo que se espera suceda a fines de este mes.

Pero el contenedor es un sistema cerrado, por lo que el material en descomposición no se filtrará a la superficie lunar, explicaron los funcionarios espaciales chinos.

La Luna es nuevamente un mundo sin vida, ya que las semillas de algodón que germinaron en el explorador lunar Chang’e 4 murieron.

Aunque los miembros del equipo de Chang’e 4 han promocionado el potencial del experimento biológico para ayudar a allanar el camino para el futuro asentamiento lunar, no es una carga científica fundamental para la misión.

Canadá despide a su embajador en China por comentarios sobre arresto a ejecutiva de Huawei

Chang’e 4 es parte del ambicioso programa chino de exploración lunar robótica, para lo cual los vehículos lander y rover están recopilando datos detallados sobre la superficie y el subsuelo del cráter Von Kármán.

Esta información se transmite a la Tierra a través del satélite Queqiao, que China lanzó a un punto gravitacionalmente estable más allá de la Luna en mayo de 2018.

Referencia: China Focus: Moon sees first cotton-seed sprout. Xinhua Net, 2019. https://goo.gl/RSzjmR

Más en TekCrispy