Tal vez lo más ‘Bird Box’ que se puede hacer en este momento es no ver la película protagonizada por Sandra Bullock y transmitida por Netflix. Una buena parte del mundo –80 millones de suscriptores del servicio de streaming– ha visto el thriller de horror que se estrenó hace poco menos de un mes y que se ha vuelto viral en poco tiempo. La cifra se dio a conocer en el reporte del último trimestre de 2018 publicado por la poderosa compañía.

Sin duda ‘Bird Box’ se ha convertido en todo un fenómeno cultural, no precisamente por su calidad de la historia, sino porque ha despertado curiosidad en todo el mundo, básicamente por la cantidad de memes que se han generado. En tan solo una semana, la película ya había alcanzado los 45 millones de vistas. Quizás sea la idea de huir de nuestros propios miedos lo que le ha dado éxito a la cinta.

Cantidad y no calidad

Parece que han quedado atrás los tiempos en que Netflix ha estado en boca de todos por la calidad de sus producciones originales. El servicio se ganó el título de “rey del streaming” gracias a series como ‘House of Cards’, ‘Sense 8’ y ‘Stranger Things’, altamente valoradas por la crítica y los fanáticos. Caso contrario a las películas originales, que no parecían poder alcanzar los mismos números de los shows de televisión.

Ahora Netflix ha invertido mucho más dinero en sus producciones –y en el mercadeo de las mismas–, logrando inflar los números y superando sus propios récords. Por ejemplo, en el mismo reporte del último trimestre de 2018, la compañía resaltó que la serie juvenil española ‘Élite’ alcanzó los 20 millones de vistas en su primer mes de estreno, mientras que la cinta ‘You’ alcanzó los 40 millones durante sus primeras cuatro semanas.

Amazon podría lanzar servicio gratuito de música en streaming, según informes

Una estrategia exitosa

En 2019, el contenido sigue siendo el rey. Netflix ha sabido identificar esto muy bien y por ello ha invertido tanto en producciones originales. Estos números solo son un reflejo de que tal estrategia ha comenzado a dar frutos por ser verdaderamente exitosa. No por nada cada gran marca audiovisual se ha planteado lanzar su propio servicio de streaming para competir con Netflix.

En una carta a los inversionistas, Netflix destacó:

“Como resultado de nuestro éxito con el contenido original, estamos comenzando a prestar tanta atención en programación repetida. Estamos listos para preparar altos precios del mercado para retransmitir contenido para cuando los estudios, canales y productores estén listos para vender, pero también estamos preparados para mantener a nuestros miembros encantados con nuestro increíble contenido original si otros deciden retener su contenido para sus propios servicios”.

Esa última línea podemos tomarla como una indirecta a Disney con su próximo servicio de streaming, Disney +, que, tras la compra de Fox, está buscando hacer una ambiciosa movida de sacar todo su contenido del repertorio de Netflix.

Más en TekCrispy