Los bosques boreales de Canadá poseen aproximadamente el 10 por ciento del total de las reservas mundiales de carbono terrestre. Los incendios forestales forman una parte natural de estos ecosistemas y desempeñan un papel clave en su estructuración.

Debido a que los microbios del suelo tienen un rol crucial en estos ecosistemas, ya que gobiernan los ciclos de carbono del suelo y también interactúan directamente con las plantas, es importante comprender cómo estos microorganismos, incluyendo bacterias y hongos, se ven afectados por los incendios forestales.

Contaminación plástica perjudica a las bacterias que nos ayudan a respirar

Examinando los impactos

Con esto en mente, un equipo de investigadores realizó un estudio cuyos resultados revelaron que las poblaciones de varias especies de bacterias y hongos, aumentaron después de los severos incendios forestales que azotaron los bosques boreales del noreste de Canadá.

Los microbios ayudan a mantener la salud del ecosistema al descomponer la materia orgánica y preparar los nutrientes para que las plantas los absorban.

El hallazgo proporciona una idea más clara de cómo los incendios forestales cambian las comunidades microbianas, y podría ayudar a los investigadores a predecir cómo se recuperarán los ecosistemas después de una conflagración.

Los investigadores examinaron los impactos de los incendios forestales en las comunidades de bacterias y hongos en los bosques boreales de dos provincias canadienses. Para ello, el equipo recolectó muestras de suelo de 62 sitios, aproximadamente un año después de que 50 de ellos hubieran sido devastados por el fuego en el año 2014.

Los análisis revelaron que varias especies bacterianas en los géneros Massilia y Arthrobacter, y algunos hongos en los géneros Penicillium y Fusicladium, eran más abundantes después de un incendio forestal que antes, especialmente en los sitios que ardieron con mayor intensidad.

Un papel determinante

Los investigadores sospechan que la capacidad de una bacteria u hongo para reproducirse rápidamente, explotar los nutrientes disponibles y sobrevivir a altas temperaturas, son factores que contribuyen a su éxito después de un incendio forestal.

Para examinar los impactos de los incendios forestales en las comunidades de bacterias y hongos, el equipo recolectó muestras de suelo de sitios devastados por el fuego.

Algunos microbios están mejor adaptados para descomponer la materia orgánica que ha sido alterada químicamente por el fuego, y otros pueden aprovechar los nichos ecológicos recién abiertos.

¿Por qué los mosquitos pican a algunas personas y a otras no?

Los microbios ayudan a mantener la salud del ecosistema al descomponer la materia orgánica y preparar los nutrientes para que las plantas los absorban. Algunos tipos de bacterias descomponen el nitrógeno y el carbono, y algunas especies de hongos viven en las raíces de las plantas, ayudando a sus huéspedes a absorber los nutrientes y el agua de los suelos circundantes, de allí su importancia.

Los microbios suelen descuidarse en las evaluaciones sobre los impactos de los incendios forestales, pero estos microorganismos definen el paisaje a su alrededor después de que el fuego los arrastre. Cuando los ecosistemas completos son reducidos a cenizas, son los microbios los que determinan el primer paso en el camino hacia la recuperación.

Referencia: Soil Bacterial and Fungal Response to Wildfires in the Canadian Boreal Forest Across a Burn Severity Gradient. BioRxiv, 2019. https://doi.org/10.1101/512798

Más en TekCrispy