Uno de los principales problemas a los que se ha enfrentado Portal, el nuevo dispositivo de pantalla inteligente de Facebook, ha sido convencer a los usuarios de darle acceso a la compañía a sus hogares. Teniendo en cuenta los escándalos de privacidad que azotaron al gigante de las redes sociales en 2018, ganarse la confianza de las personas es una tarea difícil para Facebook.

Sin embargo, un movimiento inusual detectado por Amazon en su plataforma de comercio electrónico ha dejado en evidencia una aparente práctica indebida por parte de Facebook que deja a la compañía una vez más en el centro de las críticas. En concreto, varios empleados de Facebook fueron atrapados dejando comentarios positivos para Portal en Amazon.

Kevin Roose, columnista de The New York Times, fue el primero en detectar la actividad inusual y notificarlo a través de su cuenta de Twitter.

Aunque parece un hecho aislado, luego de la publicación de Roose, un ejecutivo de Facebook respondió a su tweet afirmando que la compañía no alentó a los empleados a realizar dichas revisiones, reconociendo que efectivamente estas personas pertenecen a la compañía de Mark Zuckerberg.

El tweet de Roose revela que al menos 3 de las casi 100 reseñas de ‘5 estrellas’ que tiene Portal en Amazon, coinciden con los nombres de varios empleados de la compañía de redes sociales. En este sentido, Tim Chappel, director de cadena de suministro para productos de realidad virtual; Javier Cubria, comercializador de eventos; y Oren Hafif, gerente de seguridad industrial de Facebook, dejaron calificaciones positivas por ‘compras verificadas’ de Portal en el sitio web Amazon.

Amazon prohíbe a los comerciantes crear, modificar y publicar contenido alusivo a sus propios productos e incluso los de amigos, socios comerciales o parientes. Pese a los comentarios del ejecutivo de Facebook donde desvincula a la compañía de las revisiones y alienta a los empleados a eliminarlas de Amazon, el hecho de que existan comentarios positivos de varios de sus ejecutivos mintiendo sobre la compra de un producto de Facebook, es bastante negativo para la imagen de la compañía.