Android O 2

Binance, una de las casas de cambio más importantes del mundo, finalmente congeló algunos de los tokens que fueron enviados a sus billeteras tras haber sido robados de la plataforma de cambio neozelandesa Cryptopia, de acuerdo con un tweet de Changpeng Zhao, CEO de la empresa.

Cryptopia, que actualmente se encuentra clausurada en medio de una investigación policial referente a dicho hackeo, perdió al menos 3.6 millones de dólares en criptomonedas, según fuentes cercanas al asunto.

Si bien el monto total de las criptomonedas sustraídas aún está por confirmarse, usuarios de las redes sociales alertaron a Binance sobre algunas transacciones sospechosas de direcciones que se presumía pertenecían al ladrón de la casa de cambio neozelandesa.

En este sentido, Zhao procedió a confirmar que el personal de Binance estaba colocando los tokens en cuarentena. Los mismos habían llegando en distintos baches: 31,320 Metal (MTL) que valen alrededor de US$ 7,830 el día de hoy y 49,766 KyberNetwork (KNC), valorados en unos US$ 6,867 al momento de la redacción de esta nota.

En su cuenta oficial de Twitter, el CEO comentó:

“Logramos congelar algunos de estos fondos. No entiendo por qué los hackers siguen enviando sus tokens a Binance. Las redes sociales no tardarán en reportarlo y nosotros congelaremos los fondos. Es una maniobra de alto riesgo para ellos”.

Por otra parte, los representantes de Cryptopia comentaron el pasado 15 de enero que la compañía aún no ha podido compartir ningún detalle de los eventos referentes al hackeo, debido a la naturaleza de la investigación policial que se conduce actualmente.

En el momento en el que el hackeo fue reportado originalmente, surgieron sospechas en las redes sociales y la comunidad de la plataforma debido a que la casa de cambio había movido grandes sumas de tokens justo algunos días antes de que ocurriera el ataque.