Es casi imposible imaginarse un futuro sin café. Sin embargo, si las condiciones actuales se mantienen, este futuro podría estar más cerca de lo que parece. De acuerdo a los resultados de una investigación reciente, hasta el 60% de las especies de café silvestre están en grave riesgo de extinción.

Esto se debe, en gran parte, a la actividad humana. En este sentido, una combinación letal de cambio climático, enfermedades y destrucción de los hábitats está acabando con las especies de café, lo que podría afectar gravemente a la industria.

Científicos califican de “bomba de tiempo” el efecto del cambio climático en las aguas subterráneas

Corremos el riesgo de quedarnos sin café

El futuro de la industria de producción de café no pinta nada bien. Debido a diversos factores, entre los que se incluyen el cambio climático, la transmisión de enfermedades que afectan a las plantas y la destrucción de los hábitats naturales, más de la mitad de las especies de café silvestre corren un serio peligro de extinción.

Para llegar a esta conclusión, un equipo de investigadores desarrolló un modelo de computadora que le permitió inferir que, de un total de 124 especies de café conocidas para la fecha, casi el 60% enfrenta una amenaza de extinción. Sin embargo, la situación podría ser aún más grave en algunas partes del mundo. Por ejemplo, en Madagascar y en el Océano Indico, más del 71% de las especies de café silvestre están en peligro de extinción. De hecho, según los resultados, la planta de café podría ser una de las especies de plantas sobre la que recae el mayor riesgo.

En total, se plantea que unas 75 variedades de planta de café corren el riesgo de extinguirse. De estas 75 variedades, 13 afrontan un peligro crítico, 40 están amenazadas de extinción y 22 han sido clasificadas como especies vulnerables.

A modo de ilustración, consideremos el café Arábica. Esta variedad de café se ha cosechado en Etiopía y Sudán del Sur por milenios. En términos generales, se considera que este tipo de café es el más popular, ya que representa entre el 60 y el 70% de todas las ventas de café en el mundo.

No obstante, en la actualidad, el café Arábica está en peligro de extinción debido a la deforestación. Adicionalmente, esta variedad es altamente sensible al cambio climático, por lo que le afecta gravemente.

Todavía no es tarde para proteger el café

De no tomar medidas lo antes posible, el futuro pinta muy amargo para los amantes del café.

A fin de proteger los cultivos de café contra los embates del hombre y de la naturaleza, los agricultores han utilizado parientes silvestres de estas plantas para reforzar las cosechas. Sin embargo, esta opción podría no ser viable si se mantienen las condiciones actuales, ya que más de la mitad de las variedades de café se encuentran amenazadas de extinción.

En este sentido, si no se emprenden cambios en un futuro cercano, es posible que el café empiece a desaparecer. Así, queda clara la necesidad de proteger estas especies de plantas, prestando especial cuidado a la conservación de su diversidad.

“Atenuar al Sol” podría ser una forma viable de reducir el cambio climático

Por tanto, se requieren planes de manejo viables a fin de asegurar la conservación de las plantas de café. La buena noticia es que estamos a tiempo de tomar estas medidas. La idea es expandir y proteger los hábitats naturales de estas plantas, garantizando su diversidad genética.

En conclusión, todavía estamos a tiempo de salvar el café. Sin embargo, de no haber cambios, los aficionados de esta bebida podrían verse obligados a enfrentar un futuro muy amargo.

Referencia: High extinction risk for wild coffee species and implications for coffee sector sustainability, (2019). https://www.doi.org/10.1126/sciadv.aav3473

Más en TekCrispy