La mayoria de los establecimientos en los que se ofrece algún servicio emiten recibos de compra elaborados con un tipo de papel llamado papel térmico.

Ahora, un estudio reciente sugiere que este tipo de papel contiene altos niveles de bisfenol-A, lo que podría implicar serios peligros para la salud. En específico, la investigación plantea que la alta exposición a los químicos presentes en el papel térmico de los recibos de compra puede ser desencadenante de cáncer, infertilidad y otros problemas de salud.

El papel térmico de los recibos de compra podría poner en riesgo la salud

Segun estimaciones, el 90% de los recibos de compra emitidos por los establecimientos de servicio son elaborados con papel térmico. Una de las principales características de este tipo de papel es que su contenido se borra con el paso del tiempo.

Adicionalmente, otra forma de reconocerlo implica acercarle una fuente de calor. Si al hacer esto el papel toma una tonalidad oscura, podemos estar seguros de que estamos ante la presencia de papel térmico.

Al respecto, siguiendo los resultados de un estudio internacional, liderado por la Universidad de Granada, en España, este tipo de papel podría contener altas concentraciones de ciertos químicos asociados a importantes problemas de salud para el ser humano.

¿Que implica la presencia de bisfenol-A en los recibos de compra?

En particular, los investigadores encontraron que el papel térmico tiene altas concentraciones de bisfenol-A. Sobre este tema, numerosas investigaciones han demostrado que el bisfenol-A altera considerablemente el equilibrio hormonal en el ser humano, lo que puede conducir a enfermedades tales como obesidad, infertilidad y malformaciones en el aparato genitourinario.

Como si no fuese suficiente, se sugiere que la exposicion a este químico puede aumentar las probabilidades de desarrollar cáncer en órganos dependientes de las hormonas. En este caso, podría aumentar el riesgo de cáncer de mama, de ovario, testicular, entre otros.

Para concluir esto, los investigadores analizaron la presencia tanto de bisfenol-A, como de bisfenol-S, con una estructura molecular similar al anterior, en miles de recibos de compras emitidos en diversas naciones, tales como Brasil, España y Francia.

De esta manera, se descubrió que la exposición continua a los químicos presentes en el papel térmico de los recibos de compra podría aumentar el riesgo de desarrollar peligrosas enfermedades como las mencionadas anteriormente.

¿Que hacer para prevenir los riesgos?

Lo mejor es evitar por completo el contacto con este tipo de papel. Por tanto, se recomienda desechar los recibos de compra lo antes posible.

Dados los resultados, los investigadores concluyen que el papel térmico de los recibos de compra podrían aumentar el riesgo de adquirir importantes problemas de salud en el ser humano. Esto se debe a la presencia de un químico conocido por alterar el funcionamiento hormonal en el organismo; a saber, el bisfenol-A.

Sobre la base de esto, se sugiere que los sistemas de vigilancia de la toxicidad de los compuestos químicos a los que podría estar expuesto constantemente el ser humano, podrían estar fallando en su misión.

En este caso, si no se tienen estrictas medidas de seguridad, se pone en riesgo la salud de las personas que constantemente estan en contacto con estos productos, tal como las personas que trabajan como cajeros y aquellas que reciben sus facturas en este tipo de papel.

Teniendo esto en cuenta, las industrias de fabricación se han comprometido a buscar materiales alternativos en la elaboración de este tipo de papel.

Por ultimo, los expertos aseguran que los resultados aún no deben ser motivo de alarma, al menos para los usuarios promedio. En este sentido, recomiendan evitar el contacto de este tipo de papel con la comida y desechar los recibos de compra lo mas pronto posible para reducir la exposición a los químicos allí presentes.

Algunas consideraciones antes de encender las alarmas

Si bien diversos estudios sugieren que la exposición a los químicos presentes en el papel térmico de los recibos de pago puede aumentar el riesgo a desarrollar determinadas enfermedades, es necesario tener en cuenta ciertos datos antes de tomar los resultados como motivo de alarma.

En primer lugar, expertos alegan que si bien el contacto con este tipo de productos aumenta las concentraciones de este químico en el el organismo, se sugiere que esto no supera los niveles mínimos de seguridad planteado por las agencias sanitarias internacionales. En este sentido, se propone que el riesgo no es tan alto como para representar un peligro serio para la salud.

En segundo lugar, otras investigaciones plantean que más que el contacto con este tipo de papel, el riesgo gira en torno a la interacción entre los químicos en este y la presencia de productos sanitarios comunmente utilizados para el cuidado de la piel. De hecho, como parte del experimento, los investigadores le solicitaron a los participantes que usaran un desinfectante de manos antes de establecer contacto con los recibos de pago sujetos a análisis.

En este sentido, la clave estaría en la interacción entre los productos sanitarios y los químicos del papel. Esto se debe a que estos productos potencian la penetración térmica de sustancias diseñadas para el cuidado de la piel. En pocas palabras, los productos cosméticos están diseñados para atravesar la barrera cutánea, sin embargo, favorecen que otras sustancias presentes en el ambiente, como el bisfenol-A, penetren la piel.

De hecho, investigaciones sugieren que en ausencia de productos de cuidado cutáneo, la absorción de esta sustancia es practicamente irrelevante.

Esto quiere decir que es poco probable que los usuarios promedio de este tipo de productos corran un gran riesgo de enfermarse.

En todo caso, se recomienda a aquellos que estan en contacto constante con este tipo de papel, eviten el uso de productos cosméticos en la piel, como crema de manos o desinfectante, a fin de disminuir las probabilidades de sufrir alguna consecuencia negativa. Más allá de todo esto, los expertos recomiendan otras investigaciones a fin de tener conclusiones certeras sobre este fenómeno.

Referencias:

  1. Handling of thermal paper: Implications for dermal exposure to bisphenol A and its alternatives. https://www.doi.org/10.1371/journal.pone.0178449
  2. Determination of bisphenol A and bisphenol S concentrations and assessment of estrogen- and anti-androgen-like activities in thermal paper receipts from Brazil, France, and Spain, (2019). https://doi.org/10.1016/j.envres.2018.12.046
  3. Transfer of bisphenol A from thermal printer paper to the skin. https://doi.org/10.1007/s00216-010-3936-9
  4. Bisphenol A exposure via thermal paper receipts. https://doi.org/10.1016/j.toxlet.2014.08.020

Escribir un comentario