La compañía espacial SpaceX, propiedad del multimillonario Elon Musk, ha tenido la fortuna de realizar exitosamente varios lanzamientos de cohetes reutilizables. Ahora, estos esfuerzos parecen haber inspirado a la Organización de Investigación Espacial de La India (ISRO, por sus siglas en inglés), que ha manifestado sus intenciones de llevar estos logros a un nuevo nivel y fabricar el primer cohete reutilizable de dos etapas.

Según una publicación de Times of India, las primeras pruebas de este cohete se llevarán a cabo a partir del próximo mes de junio y se extenderán por aproximadamente un mes. Para la instalación de la primera etapa del cohete, la agencia probará una versión mejorada de su cohete reutilizable RLV, cuyas primeras pruebas fueron exitosas en 2016.

Los ingenieros de ISRO utilizarán ordenadores para controlar y realizar maniobras con el cohete a fin de aterrizarlo y utilizarlo inmediatamente para otro lanzamiento. Con motivo del anuncio, K Sivan, director de ISRO, dijo a la prensa que se está llevado a cabo el desarrollo de un cuerpo ‘alado’ para la segunda etapa del cohete, afirmando además:

Estamos desarrollando un cuerpo alado como un transbordador espacial. Esta lanzadera se adjuntará como una segunda etapa en el cohete. Llevará la parte superior del cohete que comprende un satélite o una nave espacial al espacio. Una vez que inyecta el satélite en su órbita, el transbordador se deslizará de regreso a la tierra y aterrizará en una pista de aterrizaje como un avión.

Sivan agregó que el desarrollo de una segunda etapa reutilizable no ha sido probado por ninguna agencia espacial en el mundo hasta ahora.

A diferencia de las pruebas realizadas en 2016 por ISRO, la segunda etapa de la tecnología utilizará un helicóptero para trasladar el cohete a cierta altitud. Desde allí, el cohete se lanzará y será maniobrado por los ingenieros, quienes le llevarán a una pista de aterrizaje como cualquier avión.

Se pronostica que mercado de los vehículos de lanzamiento podría crecer hasta en US$ 7 mil millones para el año 2024. Para ese momento, ISRO debería superar el 0,6 por ciento que actualmente posee de la cuota total, actualmente liderada por SpaceX con un 50 por ciento.