A partir de abril, los chilenos que obtengan ganancias por comerciar con criptomonedas tendrán que declararlas en un formulario dispuesto para tal efecto por el Servicio de Impuestos Internos (SII).

Los usuariaos chilenos de criptomonedas tendrán que declarar sus ganancias como “otras rentas propias y/o de terceros provenientes de empresas que declaren su renta efectiva y no la declaren según contabilidad completa, atribuidas, según el artículo 14 letra C) N°1”. En la sexta línea del formulario respectivo, designado con el número 22, los contribuyentes deberán apuntar la información relacionada con la renta de las operaciones realizadas con criptomonedas.

La fiscalización se realizará de acuerdo con la Ley sobre el Impuesto a la Renta (LIR), que involucra el Impuesto de Primera Categoría (IDPC) y el Impuesto Global Complementario (IGC), según informó el SII en el oficio 963, del 14 de mayo de 2018, firmado por el director del servicio Víctor Villalón Méndez. Allí señalan que el “producto de la compra y venta de bitcoins, o de cualquier otro activo virtual o digital, se clasifican en el N° 5, del artículo 20 de la LIR, las que deberán declararse en el Formulario N° 22, sobre Declaración Anual de Impuestos a la Renta”.

Confirmado: tomar leche sí ayuda a pasar el efecto del picante

Asimismo, afirma que “el valor de adquisición de los bitcoins, o de los activos virtuales o digitales de que se trate, cuyas ventas generen los ingresos brutos del ejercicio correspondiente”, deberá deducirse como “costo directo en la determinación de su Renta Líquida Imponible”.

Sin embargo, hay que destacar que las autoridades consideran que “la venta de bitcoins u otros activos virtuales o digitales, no se encuentra afecta a IVA, por recaer, en este caso, sobre bienes incorporales, pero quienes las comercialicen deberán asentarlo en una factura exenta de impuestos”.

El fin, será la primera vez que los chilenos deban declarar ganancias por el comercio y la minería de criptoactivos.

Más en TekCrispy